viernes, febrero 3, 2023

Noticias

Inicio Noticias
Noticias del Galeón San José

Suspendido proceso de licitación del Galeón San José

0
Actualmente las coordenadas del galeón le pertenecen al Gobierno. Foto: Getty Images
Actualmente las coordenadas del galeón le pertenecen al Gobierno. Foto: Getty Images

Este 10 de agosto, día de cierre del proceso de la licitación de la Asociación Público Privada (APP) para la extracción del lecho marino del hallazgo del galeón San José, el Ministerio de Cultura informó que se suspende el proceso al menos por dos meses.

Según Mincultura, esta suspensión se realiza “para dar una respuesta de fondo a las solicitudes recibidas hasta el día 9 de agosto del presente año”.

En marzo pasado se presentaron los pliegos para la escogencia de la empresa originadora, es decir, que hará parte de la APP (Asociación Público Privada), que se encargará de sacar del fondo del mar este hallazgo arqueológico que fue anunciado en diciembre del 2015.

Esta licitación se ha ampliado en dos ocasiones y tras una Acción Popular, el expresidente Juan Manuel Santos suspendió el proceso, pues hasta finales de julio pasado el Tribunal Superior de Cundinamarca no había fallado. El fallo, a favor del Estado, se produjo hasta el 31 de julio pasado.

Hasta el momento no se han presentado proponentes distintos a la empresa Maritime Archaelogy Consultants. El Ministerio de Cultura informó que las solicitudes recibidas son de interesados.

El Galeón San José fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708 cuando se dirigía a Cartagena de Indias cargado, según crónicas de la época, con cerca de 11 millones de monedas de ocho escudos en oro y plata, que había recogido en la feria de Portobelo (Panamá).

Desde el anuncio del hallazgo del galeón, en diciembre de 2015, surgieron disputas ya que España aduce que por tratarse de “un barco de Estado” con su bandera le amparan las normas de la Unesco para reclamar su titularidad.

Via El Tiempo

Llega a argentina el buque más avanzado del mundo para encontrar al ARA San Juan

0

El gobierno argentino confirmó que la empresa estadounidense Ocean Infinity será la que continúe, a mediados de septiembre, con la búsqueda del submarino ARA San Juan, que desapareció el 15 de noviembre último en la zona del golfo San Jorge, con 44 tripulantes a bordo.

La empresa norteamericana se impuso en la licitación sobre otra compañía de ese mismo país tras pasar un presupuesto de 7,5 millones de dólares, que sólo cobraría si cumple con la misión. “Por el bien de todos los involucrados en esta tragedia, esperamos poder ayudar a localizar el submarino”, señaló el inglés Oliver Plunkett, CEO de la firma, abogado y cabeza de la compañía que iniciará la travesía submarina en las profundidades del Mar Argentino.

El Seabed Constructor, que tendrá el desafío de ubicar el submarino con los 44 héroes, es considerado el buque civil más avanzado del mundo y hace que su predecesor, el Fugro Equator, parezca un juguete para niños. Es que cuenta con tecnología ultra avanzada, que permitirá realizar una búsqueda exhaustiva del submarino desaparecido.

Este súper barco, que está equipado con ocho drones subacuáticos, capaces de operar hasta 6.000 metros de profundidad, reanudará la búsqueda. De origen noruego, y con una antigüedad de cuatro años, dispone de ocho submarinos sin tripulación y una velocidad de exploración de 1.200 km por día. Además, cuenta con una eslora de 115 metros, 22 de manga y tiene capacidad para trasladar hasta 102 personas.

Ocean Infinity cuenta como antecedente haber participado de los rastrillajes para encontrar al avión desaparecido de Malaysia Airlines, que continúa desaparecido en algún lugar del océano Índico desde 2014. La empresa, con sede en Texas, parece estar dispuesta a cuanta búsqueda marina haya en todo el planeta, con el riesgo económico que eso significa, ya que tiene como lema “no cobrar si no se encuentra el objetivo”.

El Seabed Constructor ya se encuentra camino de la ciudad portuaria argentina de Comodoro Rivadavia (sur) después de zarpar de Sudáfrica. Y la empresa Ocean Infinity brindará la semana que viene detalles del plan de búsqueda, que tendrá un mínimo de 60 días y un máximo de 120, según la agencia Efe, que estimó que no se va a rastrillar un área en determinado tiempo, sino que la empresa tiene libertad absoluta para trabajar donde considere necesario. El objetivo final es localizar e identificar al ARA San Juan.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la nueva búsqueda contará con la presencia de familiares en la misión, que serán una suerte de veedores. Se prevé que al menos cuatro familiares directos de los tripulantes participarán.

Eso sí: aquellos que aborden la nave deberán realizar cuatro cursos básicos de supervivencia y seguridad a bordo. También deberán someterse a un control psicofísico bastante estricto e idéntico al que es sometido el personal embarcado de la Marina Mercante Argentina.

Patologías perfectamente admisibles para la vida laboral en tierra, no lo son a bordo de una expedición de este tipo, por eso en algún momento se habían planteado algunas dudas sobre la presencia de los familiares en las tareas.

Los exámenes usualmente realizados buscan además de deficiencias físicas, ahondar en el estado psíquico del postulante, el equilibrio emocional y fundamentalmente la detección de algún tipo de adicción tóxica. Una simple depresión o una adicción a drogas o alcohol son motivos de rechazo, de acuerdo a lo señalado por Ocean Infinity.

Via Clarin

Detalles del auto del Tribunal sobre el Galeón San José

0

El Tribunal de Cundinamarca denegó las medidas cautelares sobre el Galeón San José en un primer momento de su análisis sobre la acción popular que solicitaba detener definitivamente la APP.

BLU Radio conoció el documento que da cuenta de una posición favorable al Gobierno y que desestima varios de los argumentos del demandante.

Uno de esos argumentos tenía que ver con el ofrecimiento de la Unesco, días después de que el presidente Santos, en diciembre de 2015, anunció que su gobierno había encontrado el barco en el punto exacto del océano. El demandante señaló que la Unesco pidió suscribir el pacto del 2001 sobre el patrimonio sumergido, y el Gobierno se negó. Pero el tribunal consideró que de ninguna forma ese era un riesgo inminente para los derechos colectivos toda vez que el Gobierno tenía su propia ley sobre patrimonio, la 1675 de 2013, y una resolución que dejaba claras las reglas de protección a los bienes de un barco hundido.

En lo que respecta a las recomendaciones emitidas por la Unesco, se tiene que la misma está dirigida a los estados parte, y para que ellos intervengan ante el Gobierno colombiano a fin de que se tomen las medidas necesarias para proteger el naufragio San José (…) ese organismo internacional puede impartir tales recomendaciones a sus estados partes, sin que ello per se, pueda tenerse como una amenaza a los derechos colectivos”, explica uno de los folios.

Más adelante agrega que “Colombia no es signataria de la convención de patrimonio sumergido, pues como bien lo manifestó el mismo actor popular, no ha ratificado la convención de la Unesco 2001, por ende, no lo obliga”.

Pero también hace una observación de fondo que tiene que ver con el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. Una de las críticas durante el proceso de contratación tuvo que ver con este Consejo que está conformado por casi veinte entidades entre universidades, ministerios, expertos y representantes de Presidencia y que decide qué piezas, luego de examinarse una por una, puede ser considerada patrimonio y cual no. Esto con base en conceptos de repetitividad de los elementos.

Sobre este asunto el tribunal expresó: “No hay elemento de juicio alguno, en esta etapa procesal, que permita inferir que el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, no va a realizar una protección ejemplar y de acuerdo con las normas nacionales e internacionales pertinentes del navío Galeón San José y todos los elementos que en él se lleguen a encontrar”, explica el Tribunal.

El Ministerio de Cultura pidió que en el proceso se escuchara a la empresa británica Maritime Archeology Consultants, solicitud que fue aceptada por el Tribunal que definió que por ahora no hay ningún riesgo inminente a los derechos colectivos al patrimonio.

El Tribunal pidió a la Procuraduría guardar estricta reserva de la información a la que ha tenido acceso porque en la acción popular se allegaron datos cruciales del Galeón. Hay que recordar que este ya es un asunto de seguridad nacional.

Esta es hasta ahora la primera parte del proceso. El Tribunal debe decidir en profundidad qué pasará con la APP. La ministra de Cultura, por su parte, le pidió al presidente Iván Duque continuar la adjudicación, aunque reconoció que es un asunto de autonomía del próximo Gobierno.

El San José fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708 cuando se dirigía a Cartagena de Indias cargado, según crónicas de la época, con cerca de 11 millones de monedas de ocho escudos en oro y plata, que había recogido en la feria de Portobelo (Panamá).

Desde el anuncio del hallazgo del galeón, en diciembre de 2015, surgieron disputas ya que España aduce que por tratarse de “un barco de Estado” con su bandera le amparan las normas de la Unesco para reclamar su titularidad.

Via Blu Radio

Comunicado del Observatorio de Patrimonio Arqueológico OPCA

0

El “Galeón San José” y el “derecho al pataleo”

Fecha: 9 de abril de 2018

Como si una fuerte corriente marina hubiera precipitado el tema del Galeón San José, durante el puente de la Semana Santa nos encontramos a la deriva y haciendo agua frente a la publicación de los pliegos de condiciones de la Alianza Público Privada para el rescate del que para muchos es, sin lugar a dudas, un testimonio histórico inigualable que debe ser preservado de manera integral 1.

El plazo límite establecido para la presentación de propuestas de alianza es el 24 de abril y la audiencia para la conformación de la lista de precalificados el 23 de mayo. Lista en la que el originador – “Maritime Archaeology Consultants Switzerland”- tendría un lugar asegurado y una ventaja de por lo menos tres años en el manejo de información clasificada, en el diseño de la propuesta y en la definición de los términos.

El valor estimado del contrato es de 70 millones de dólares que contemplan la extracción del material, la habilitación de un laboratorio para el tratamiento de las piezas y la puesta en marcha de un museo. Pero esta iniciativa parte del principio que una parte del material
rescatado puede ser comercializado por quedar fuera de la definición de “patrimonio sumergido” que se ajustó mediante la expedición de la Ley 1675 de 2013.

Con este panorama vale la pena poner en evidencia algunas consideraciones:

1. Las Alianzas Público Privadas son mecanismos originalmente relacionados con proyectos de infraestructura en los que un privado aporta los recursos que el país no tiene para el desarrollo de una obra o un activo de beneficio público, y obviamente recibe una ganancia por esto. En este caso, se pone en evidencia que el margen de negociación del Estado fuelimitado al terminar comprometiéndose con la comercialización de buena parte del pecio como cebo para atraer inversionistas privados y para lograr un ingreso adicional a las arcas del Estado.

2. De fondo, el problema no radica en el mecanismo de financiación sino en la ley que hace posible que una parte del naufragio sea comercializada, en tanto está sujeta a que se le retire la condición de patrimonio cultural sumergido. Esto, sumado al hecho de no considerar el galeón como un sitio arqueológico cuya unidad es fundamental para proteger su valor científico, nos ponen en una situación vulnerable frente a los enormes intereses económicos que soporta todo este proceso. Según algunas fuentes, el “tesoro hundido … se calcula en más de USD 3.000 millones de dólares”2, mientras que otras son más moderadas3, pero en cualquier caso la diferencia de inversión y ganancia es abismal.

3. En Colombia, como mandato constitucional, el patrimonio arqueológico pertenecía a la
nación y gozaba de ser inalienable, imprescriptible e inembargable. La ley del patrimonio
sumergido transforma esta condición4 y otorga al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, conformado en su mayoría por funcionarios del gobierno y expertos nombrados directamente por el Ministerio55, la discrecionalidad de establecer qué se considera o no patrimonio cultural de la nación (Artículo 14 de la Ley 1675).

Frente a esta situación han sido varias las voces de alerta sobre lo que está por suceder.
Arqueólogos nacionales e internacionales (Francia y España) han ofrecido sus servicios, por fuera de los intereses de sus países, para liderar en asocio con organismos multilaterales el rescate técnico y científico de este pecio a bajo costo y sin la necesidad de poner a la venta el patrimonio recuperado. Sin embargo, el gobierno nacional representado en el presidente, la ministra de cultura y el director del Icanh parece haber desconocido estos ofrecimientos dejando la impresión de que el único camino posible fuera la alianza que se ha forjado.

Recuérdese que a la fecha lo acontecido sobre este tema ha estado amparado bajo el “secreto de estado”.

¿Será que tendremos los colombianos derecho al pataleo? ¿Habrá forma de que la
Procuraduría General de la Nación u otra instancia en virtud de salvaguardar los intereses de la Nación pueda como mínimo exigir que se suspendan los términos de la convocatoria hasta que se ofrezcan condiciones amplias para que la participación sea en igualdad de condiciones para los oferentes privados? Pero, sobre todo, para que se exija al Estado mismo que públicamente evalúe la viabilidad de otros mecanismos de rescate. ¿Será descabellado, o por el contrario lo mínimo, que el gobierno deba convocar a las universidades y a otras agencias o entidades nacionales (DIMAR, etc.) para que en “audiencias públicas” se evalúen alternativas?

¡En un país de leyes como el nuestro, ojalá algo más que el “derecho al pataleo” nos
acompañe en esta ocasión!

Luis Gonzalo Jaramillo Echeverri PhD
Manuel Salge Ferro PhD
Observatorio del Patrimonio Cultural y Arqueológico
(https://opca.uniandes.edu.co/es/)

1 http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/seria-tragico-vender-tesoros-del-galeon-san-jose-arqueologofrances/20180404/nota/3732524.aspx
2 http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/colombia-publico-oferta-para-rescatar-un-barco-sumergido-por-300-anos/20180327/nota/3729529.aspx
3 https://www.ambitojuridico.com/noticias/analisis/constitucional-y-derechos-humanos/las-dudas-juridicas-frente-los-tesoros-del
4 https://issuu.com/opcandes/docs/opca13
5 http://www.mincultura.gov.co/prensa/noticias/Documents/Patrimonio/SUBSANACI%C3%93N%20Cuadernillo%20convocatoria%20elecci%C3%B3n.pdf

MinCultura pide a Tribunal de Cundinamarca celeridad en decisión del Galeón San José

0

La ministra de Cultura le pidió al Tribunal de Cundinamarca celeridad en la decisión sobre la continuidad o no del proceso de alianza público privada para la extracción de los bienes del Galeón San José.

Hace algunos días, un grupo de ciudadanos interpuso una acción popular contra el Ministerio de Cultura e ICANH para pedir que se detenga el proceso de APP que busca adjudicar un contrato sin el desembolso de recursos públicos para que una empresa privada sea la encargada de sacar del fondo del mar, a 600 metros de profundidad, los bienes sumergidos desde 1.708 que permanecen allí hundidos en lo que queda del barco.

El argumento de la acción popular es que los bienes son un patrimonio cultural histórico y que permitirle a una empresa privada que acceda a ellos como parte de sus utilidades sería un hecho grave. Sin embargo, el ministerio ha argumentado que este es un proceso científico y que es la mejor forma para recuperar los bienes. Esto porque el contrato establece porcentajes reducidos para la empresa seleccionada y porque está obligada a dejar hecho un laboratorio y un museo para las piezas.

Si el tribunal falla a favor de la acción popular, la empresa que originó la propuesta, que es Maritime Archaeology Consultants, podría demandar al Estado por millonarios recursos que ya fueron invertidos en la exploración y estructuración del proyecto. Alegato con el que tendría que lidiar el próximo Gobierno.

De fallar a favor del Estado, lo más probable es que el contrato sea adjudicado el próximo 25 de julio a la compañía británica y empiecen las tareas de extracción en los siguientes meses.

Sin embargo hoy 18 de Julio de 2018 se registró movimiento en el proceso de Acción Popular llevado a cabo el Tribunal Supremo de Cundinamarca.

Proceso Rama Judicial Nro 25000234100020180054000 Acción Popular Galeón San José by Galeón San José on Scribd

Via Blu Radio

El Galeón San José no puede quedar en manos de cazatesoros

0

“No podemos permitir que el Galeón San José quede en manos de cazatesoros”: Juan Guillermo Martín

El experto en hallazgos submarinos advierte de los vacíos del Gobierno Nacional al informar sobre los detalles del descubrimiento del Galeón San José.

Un 8 de junio de 1708 se vivió una cruenta batalla naval que acabó con la tripulación de más de seiscientos hombres a bordo del Galeón San José. La escuadra inglesa abordó la famosa flota española de Tierra Firme, a la que llevaba semanas cazando en las aguas para controlar el rico comercio del área.

En su libro ‘El tesoro del San José’ la investigadora Carla Rahn Phillips, quien se ha conmovido más por la vida de las cientos de víctimas del naufragio y documentado las historias de esos hombres, relata que el barco inglés HMS Expedition armado de 70 cañones emprendió contra el San José con tan solo 64 cañones.

No fue la batalla ni los cañonazos que impregnaron el aire de humo y olor a pólvora los que hicieron que el navío se hundiera tras el ataque sino que fue una explosión al interior del galeón, contada por testigos británicos, la que originó la tragedia y fue así como la carga más valiosa que jamás se haya visto en altamar se perdió bajo el océano hasta nuestros días.

En una entrevista concedida a EFE, Rahn Phillips describió que el legendario tesoro consta:

“según los documentos y los registros de la época, entre nueve y diez millones de pesos de a ocho reales, incluyendo plata y oro” es lo que había en el galeón, a lo que habría que añadir “cierta cantidad de joyas, perlas, y otras cosas sin valoración precisa”.

El experto en hallazgos submarinos advierte de los vacíos del Gobierno Nacional al informar sobre los detalles del descubrimiento. Galeón San José
El experto en hallazgos submarinos advierte de los vacíos del Gobierno Nacional al informar sobre los detalles del descubrimiento. Galeón San José

La Universidad del Norte con cooperación internacional ha logrado emprender varios proyectos de exploración submarina. El arqueólogo Juan Guillermo Martín y director de Museo Mapuka de Uninorte recibió en 2012 una beca de National Geografic para hacer una investigación relacionada con el ataque de Edward Vernon a Cartagena en 1741 en donde se hundieron varias naves españolas que estaban ancladas en la bahía y que defendieron a la ciudad durante el ataque. “Pudimos hacer el análisis y registro de uno de los naufragios que está dentro de la bahía en inmediaciones a Castillo Grande que al parecer se trata de El Conquistador y estamos precisando esa identificación”.

Varios buzos calificados descendieron a las profundidades de la bahía y a pesar de las turbias aguas y la contaminación de esta zona hallaron un total de 17 cañones y varias ánforas. De igual forma, con equipo de la Universidad de Texas y Uninorte hicieron la exploración al naufragio de la embarcación alemana Prinz August Wilhelm hundida en 1918 en aguas de Puerto Colombia.

Esta semana el presidente Juan Manuel Santos volvió referirse sobre el rescate del Galeón San José lo que de nuevo genera preguntas en la comunidad científica del país que ha estudiado el tema. “Vuelve otra vez el mismo interrogante ¿quién es el socio de Colombia en este rescate? Desconocemos quienes son los investigadores o cómo será la operación y que me diga el presidente que se va a proteger pues no es ninguna garantía”, se cuestiona Martín.

El experto también señala que ha sido muy poca la información que ha salido realmente a flote sobre cómo se realizará el rescate.

“No creo que esos detalles deban ser confidenciales y en este tipo gobierno esta información debería ser transparente y debemos saber quién realmente está al frente”, enfatizó.

Según el experto, que cita la ley de patrimonio emitida en 2013, la carga del Galeón no se considera patrimonio cultural y se identificará como un bien de valor comercial que puede ser vendida. “Al menos el cincuenta por ciento de la carga del naufragio va a ir a esos privados desconocidos y con eso se les va a pagar por el rescate”, advierte Martín.

El arqueólogo reveló que en 2013 un grupo de investigadores de la Universidad de Texas se ofreció con su barco oceanográfico para hacer la búsqueda del Galeón San José. “Ese ofrecimiento se hizo sin que la Universidad de Texas pidiera pago con retribución de carga y yo se lo hice saber directamente a Ernesto Montenegro director del ICANH y nunca hubo respuesta porque desde el principio se pretendía que esto beneficiara a unos privados”.

Sobre el proceso de licitación

El presidente Santos también anunció que hubo un proceso de licitación para esta exploración, pero de acuerdo a Martin, el Ministerio de Cultura no publicó ningún tipo de licitación asociada a arqueología submarina en estos años.  “No hay nada que se refiera a patrimonio cultural sumergido ni Galeón San José y llama la atención que se anuncia una licitación que no existe”.

Los científicos piden que de la misma forma como se informa los pliegos de las obras públicas en el país haya claridad sobre la convocatoria que supuestamente se llevó a cabo para esta operación. “Ahí vemos detalles de ilegalidad porque el decreto 1698 del 2014 menciona que temas de licitación deben ser públicos y si hubo esa tal licitación, que todos desconocemos, entonces ¿cuáles fueron sus términos?”, pregunta Martín.

Tampoco se ha anunciado cómo será la conservación posterior de los restos del navío ni en qué lugar estará ubicado el laboratorio donde se tratarán los hallazgos del patrimonio cultural sumergido. “El museo del barco Vasa en Estocolmo alberga un navío que sacaron hace más de 30 años y todavía sigue el proceso de conservación con los costos que esto acarrea y aquí todavía no se conoce cómo se ejecutarán estas obras”.

El mejor laboratorio del mundo en estos temas se encuentra en el Arqua, en España que aún estudia el tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes hundida en 1804 y cuyos restos fueron entregados en 2013 al país español luego de lucha jurídica contra una empresa de cazatesoros.

De acuerdo a Martín para la ubicación del laboratorio del San José en Cartagena se estuvo estudiando las instalaciones del Castillo San Luis en Bocachica. “Es una decisión totalmente irracional porque el lugar no tiene las condiciones que se requieren. El gobierno ya debe estar buscando un espacio asignado para esta tarea”, opinó.

Además Martín advirtió sobre los costos de la operación que el país no debería estar aportando del todo el capital. “Desde nuestra experiencia es posible hacer investigación a través de trabajo interdisplinario y de cooperación internacional y mediante alianzas de carácter académico y científico que serían menos costosas”.

Piden una intervención no invasiva

Los estudiosos del tema esperan que el rescate de este naufragio no destruya información valiosa que desconocemos de nuestro pasado y de paso la vida submarina que se haya anclado a los restos del navío. “El principio fundamental de un proyecto de arqueología subacuática es la documentación y el registro evitando el deterioro natural y físico. Uno puede llegar al naufragio usando equipos ROV que te permiten llegar a gran profundidad, limpiar zonas del naufragio y tomar un buen registro fotográfico”, explicó Martín.

Sobre cómo confirmar la identidad real del San José este experto indicó que “uno puede sacar un cañón, solo uno para confirmar la identidad del barco, porque los cañones tienen el escudo del rey y con esos escudos uno puede precisar la cronología y la fecha al igual que sacar muestras de maderas para mandarlas a fechar sin necesidad de alterar todo el contexto del barco”.

Lo que más preocupa a los estudiosos es que más trescientos años de historia que se hundieron al mar en tan solo pocos minutos, luego de la explosión del San José en 1708, sean destruidos para siempre. “Estamos quedando muy mal ante la comunidad científica a nivel nacional e internacional por estas acciones del Ministerio de Cultura, de Presidencia y del ICANH si en esta alianza público-privada que anuncian participen cazatesoros”, concluyó Martín

Anuncio presidencial sobre El Galeón

El Presidente Juan Manuel Santos anunció que en los próximos días el Gobierno Nacional dará a conocer el proyecto para el rescate del Galeón San José, proceso que se cumplirá a través de una alianza público-privada. “Lo que hemos hecho en estos últimos meses es estructurar bien la alianza público-privada para hacer bien el rescate de ese Galéon”, dijo el Mandatario durante la firma del acta de inicio del proyecto de cuarta generación ‘Accesos Norte de Bogotá’, que se cumplió este lunes en Chía, Cundinamarca.

“Esa noticia creo que se la puedo dar a los colombianos en los próximos días, porque ya está lista”, precisó el Jefe de Estado.

De acuerdo con el Presidente Santos, desde que el Galeón San José fue descubierto, el Gobierno “ha hecho todo un proceso para rescatarlo como un patrimonio de los colombianos”.

Enfatizó en que se busca rescatarlo “como un patrimonio arqueológico, más que por la plata” y subrayó que esta actividad debe cumplirse con “sumo cuidado”.

Cabe recordar que el hallazgo del Galeón San José fue anunciado por el Presidente el 5 de diciembre de 2015.

En esa ocasión, el mandatario indicó que el hallazgo se produjo en la madrugada del 17 de noviembre del mismo año en aguas del Mar Caribe colombiano.

Así mismo, reveló que en las labores de búsqueda del Galeón participaron el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, la Armada Nacional y científicos internacionales.

El hallazgo de la nave se produjo 307 años después de su hundimiento.

Via: Publimetro

Galeón San José: Investigación científica será la prioridad para Colombia

0

Colombia anuncia que la investigación científica será la prioridad en la excavación del galeón San José

Colombia acaba de anunciar a España un giro esperanzador en la polémica del Galeón San José, hundido en 1708 frente a Cartagena de Indias, cuyos restos fueron hallados el pasado mes de noviembre tras una operación financiada por una empresa cazatesoros, lo que provocó una escalada de tensión entre Colombia y España.

La prioridad del Gobierno colombiano es ahora que este importante pecio de nuestra historia compartida sea investigado con rigor científico y se logre una gran divulgación de su patrimonio y su historia, según ha confirmado hoy mismo la ministra colombiana de cultura, Mariana Garcés, al secretario de Estado español de Cultura, José María Lassalle. El encuentro bilateral ha tenido lugar en el contexto de la reunión la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura que se celebra en la bellísima ciudad de origen colonial.

Mariana Garcés, según fuentes del Ministerio español de Cultura, no ha dado detalles muy concretos, pero ha expresado algunas ideas tranquilizadoras que alejan temporalmente la polémica. El Gobierno Colombiano estaría controlando, según lo dicho por la ministra, el proyecto de investigacón y excavación del pecio del San José, poniendo a su frente una dirección científica con los citados fines y alejándolo de la empresa de cazatesoros que originalmente respaldó el arranque del proyecto. Sin embargo no se han dado detalles sobre la situación del contrato secreto que se firmó que dicha empresa o el curso actual de las investigaciones, por lo que habrá que esperar para constatar el rumbo respetuoso con la historia de la excavación.

La ministra Garcés ha asegurado igualmente que mantendrá informada a España del estado de las investigaciones, y se ha apuntado a la posibilidad de que España colabore en las labores científicas, incluso que algunos arqueólogos españoles puedan participar en un futuro en las investigaciones, aunque nada se ha concretado a este respecto. El hecho de que Colombia no haya firmado la Convención Unesco 2001 para la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático podría dificultar el establecimiento de los términos de esta colaboración. Pero si en realidad la investigación científica es la prioridad de este proyecto nada sería más fácil que armonizarlo con los principios que defiende Unesco y que son los más altos estándares científicos aceptados por todo el mundo. De hecho, Holanda acaba de sumarse a la Convención.

Como se recordará, los mejores científicos del mundo firmaron un manifiesto redactado por el blog de ABC Espejo de Navegantes que solicitaba al Gobierno de Bogotá que se tratase con dignidad científica ese importante yacimiento arqueológico, dada la alarma creada por la presencia e influencia de los cazatesoros en la redacción de la ley de Patrimonio que permitió la firma del contrato secreto. Las novedades de la reunión mantenida hoy en Cartagena son también compatibles con un proceso que fuentes del mundo académico han contado a ABC: parece que en los últimos meses, el Gobierno colombiano habría estado fichando a prestigiosos científicos con el fin de crear un equipo modélico para la investigación, el famoso «dream team» que el presidente Juan Manuel Santos anunció en su día.

La ministra Mariana Garcés y el presidente colombiano Juan Manuel Santos / Galeón San José - EFE
La ministra Mariana Garcés y el presidente colombiano Juan Manuel Santos / Galeón San José – EFE

Durante la reunión la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura que se celebra en Cartagena de Indias, el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha expuesto también el proyecto «Escuelas Taller» y su relación con el cuidado del patrimonio como ejemplo para dar oportunidades laborales a los jóvenes, al mismo tiempo que se consigue salvaguardar la cultura del país. El proyecto ha sido acogido con entusiasmo entre los asistentes.

Informe sobre tesoro del San José es especulación: Veeduría del Patrimonio Sumergido

0
Imágenes inéditas tesoro Galeón San José compartidas por el presidente Iván Duque - Foto: Presidencia

El director de la Veeduría, Francisco Muñoz, le dijo a EL HERALDO que “lo que el Galeón tiene finalmente lo vamos a saber el día que se extraiga”.

Ante el informe que se conoció de la cazatesoros inglesa Maritime Archaeology Consultans, MAC, sobre los supuestos tesoros que contiene el Galeón San José, la Veeduría del Patrimonio Cultural Sumergido salió al paso a advertir que se trata de “especulaciones” y que las riquezas del naufragio bajo las aguas cartageneras solo se conocerán “el día que se extraiga”.

Francisco Muñoz, director de la Veeduría Nacional para el Control Social del Patrimonio Cultural Sumergido de Colombia, en diálogo con EL HERALDO, lanzó críticas contra la sociedad inglesa que suscribió con el gobierno de Juan Manuel Santos un contrato en 2015 para extraer el galeón español, cuyos términos están suspendidos por orden del gobierno Iván Duque, mientras se analiza si está todo en regla en el proceso.

Es curioso que esta empresa haga algunas especulaciones sobre la cantidad de oro y plata que puede portar el San José, ya que no hay ninguna documentación que corrobore estos tesoros o estas cantidades de metales preciosos o joyería que venía en el barco. Lo único que se tiene claro y es de público conocimiento es el situado del rey: cuánto dinero venía por cuenta de la Corona en el galeón. De resto todo es especulación y ganas de hablar de un tema en el que cualquier número que se exprese es una aventura, pues lo que el galeón tiene finalmente lo vamos a conocer el día que se extraiga”, aseveró el miembro de número de la Academia de Historia de Cartagena de Indias.

Y sobre las riquezas de contrabando que posiblemente venían en el San José, Muñoz declara que hay un documento del Perú, que dice que todo lo que se comerció en la feria de Portobelo –en Panamá, Virreinato del Perú, antes de llegar a Cartagena-, “estuvo entre 6 y 9 millones de pesos de oro”, aunque precisa que esta cantidad “no significa que sean 9 millones de monedas de oro sino 9 millones de pesos representados de diferentes maneras, porque la plata se contaba de una manera, el oro de otra y las joyas de otra”, y agrega que “hay quienes especulan que el porcentaje del contrabando podría llevar eso a 11 millones, pero yo en lo personal pienso que el contrabando podría ser del mismo tamaño o quizás más de lo que legalmente venía”.

El informe de MAC, revelado por el diario español ‘El País’, se construyó a través de pesquisas en “el Archivo General de Indias (Sevilla), en el General de Simancas (Valladolid), en la Real Academia de la Historia (Madrid), en la Biblioteca Nacional de España (Madrid), en el Museo Naval (Madrid), en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y en la Biblioteca Británica de Londres”, con el complemento de “dos robots submarinos —equipados con cámaras, avanzados sistema de búsqueda y dos cajas con tapas de cierre automática— para recabar información y tomar muestras del yacimiento”.

Dicho reporte afirma que el pecio mantiene el 90% de la carga original, que serían unos 600 metros cúbicos de riquezas.

Lo cierto, por ahora, es que el próximo 10 de octubre se vence la suspensión que ordenó el Gobierno Nacional sobre el proceso de contratación, y se espera que la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien fue encargada por Duque sobre este asunto, anuncie qué pasará con el rescate del galeón.

Además, en el Tribunal Superior de Cundinamarca cursa una acción popular de la Veeduría, advirtiendo supuestas anomalías en el proceso contractual con MAC, sobre la que Muñoz comenta que “los documentos entraron al despacho del magistrado el 12 de agosto, en el periodo preestablecido para la emisión dela sentencia, que estaba en 20 días hábiles y que ya están vencidos, pero comprendemos que la congestión judicial hace que estos términos no sean exactos. Ojalá se dé el fallo antes del 10 para conocer la posición de nuestra justicia con respecto a este litigio. Y estamos preparando una nueva acción popular con nuevos temas y otros hallazgos con nueva documentación que aún no ha conocido el tribunal y que en su momento daremos a conocer”.

Via: https://www.elheraldo.co/colombia/informe-sobre-tesoro-del-san-jose-es-especulacion-veeduria-del-patrimonio-sumergido-667506

España acepta invitación a participar del rescate del Galeón San José

0
Dron REMUS
Dron REMUS

La respuesta llegó a través de una nota enviada el pasado 19 de junio por el Gobierno español.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia informó que el Gobierno español recibió “positivamente” la sugerencia de trabajar en la negociación de un memorando de entendimiento, que permita acordar los mecanismos de colaboración y participación en el proyecto de recuperación del Galeón San José.

La respuesta llegó a través de una nota enviada el pasado 19 de junio por el Gobierno español en respuesta a esa propuesta sugerida por el presidente Juan Manuel Santos.

Días anteriores el mandatario colombiano manifestó que le presentaron a España “un proyecto de memorando de entendimiento para que España, si quiere, participe en el rescate” del patrimonio del galeón San José, hundido frente a las costas de Cartagena en el siglo XVIII.

De acuerdo con la Cancillería, se procederá a otorgar respuesta a la nota remitida por el Gobierno español para desarrollar los términos de la cooperación ofrecida. Así mismo, la cartera de relaciones exteriores aclaró que esta propuesta no afecta el proceso que actualmente adelanta el Gobierno de Colombia para la recuperación del Galeón San José.

La aceptación se da pese a que miembros de la Academia en su momento pidieron suspender el proceso licitatorio del Galeón San José, al considerar que hay falencias que se pasan por alto.

Nosotros desde la Universidad Nacional reiteramos que en este proceso hay falencias graves y se debe suspender su licitación… Yo veo qué hay demasiada improvisación y precipitud en la búsqueda del Galeón”, dijo Antonio José Rengifo, profesor de la Universidad Nacional.

Con esta postura coincidió la profesora de la Universidad de Antioquia, Alba Nelly Gómez, quien consideró que “se debe suspender este proceso de licitación porque consideramos que va en contra de la protección de patrimonio”.

Así mismo, los académicos reclamaron a Ernesto Montenegro, director del Instituto Colombiano de Historia y Antropología (ICANH), que no han sido invitados a participar del proceso de búsqueda del Galeón San José.

Via: La República

Experto: Galeón San José se hundió sin mediar ataque

0

Experto: Galeón San José se hundió sin mediar ataque

El Galeón San José no se hundió en las aguas del Atlántico por el ataque de los navíos ingleses, como aseguran las crónicas de la época. Tampoco se fue a pique con todas sus riquezas a consecuencia de una fuerte explosión, como relató en su día el comodoro inglés Charles Wager.

La historia fue otra. Durante la batalla del 8 de junio de 1708, el barco se partió en dos y se hundió sin mediar ataque externo. Así lo sostiene el investigador náutico Daniel De Narváez MacAllister, quien afirma que la razón del hundimiento hay que buscarla días antes del enfrentamiento contra la Armada inglesa.

“Cuando el galeón salió del puerto de Cartagena de Indias hacia Panamá, sufrió un golpe en el bajo de la embarcación que le provocó un daño estructural en el casco”

Afirma en declaraciones a Efe este historiador que, ya en los años 90, descubrió los restos de la flota del San Roque en el cayo de Serranilla (Colombia).

Restos encontrados del Galeón San José
Restos encontrados del Galeón San José

Y para mantener esta opinión se apoya en bitácoras de marineros españoles y en la información del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), tras el hallazgo del San José el pasado 27 de noviembre en aguas colombianas.

“Llama mucho la atención las fotografías que ha mostrado el ICANH. En una de ellas aparecen cuatro cañones, casi uno encima del otro. Si hubiera explotado, la distancia entre cada uno de los cañones habría sido muy considerable”, sentencia.

En el lado opuesto está el caso de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, encontrada por Odyssey Marine Exploration en 2007, frente a las costas de Portugal. Sus 36 cañones quedaron esparcidos “en lo que serían cinco canchas de fútbol”, dando cuenta de cómo se descompone un barco tras una explosión.

En este terreno especulativo, sujeto a la bitácora del galeón y a los datos facilitados por el ICANH, De Narváez incide en el misterio que encierra la carga del San José, sobre la cual los expertos no se ponen de acuerdo.

Según estimaciones no contrastadas, el supuesto tesoro -monedas de oro, esmeraldas, barras de oro y plata- podría estar valorado en 10.000 millones de dólares.

Sin embargo, de acuerdo con la investigación de Carla Rahn Phillips, autora de “El tesoro del San José”, en el barco había entre nueve y diez millones de pesos de a ocho reales, incluyendo plata y oro, a lo que habría que añadir “cierta cantidad de joyas, perlas y otras cosas sin valoración precisa”.

“La leyenda dice que sí; los documentos sugieren que es posible, pero el tesoro es mucho menos valioso de lo que la leyenda propone”, dijo a Efe recientemente esta profesora emérita de la Universidad de Minesota (EEUU).

Sin querer especular sobre la carga, De Narváez hace una valoración al alza y advierte sobre la práctica habitual del contrabando en las flotas españolas de la época.

“Las esmeraldas legales estarían registradas en Cartagena, que vienen de la mina de Muzo (Colombia), pero muchas se compraron en el mercado de Portobelo (Panamá) y son de contrabando. Esto puede incrementar el valor de la carga”, añade.

Con tesoro o sin tesoro, el debate entre España y Colombia entra ahora en la propiedad del barco encontrado y en la disputa sobre su rescate del fondo marino.

Científicos y académicos como George F. Bass, padre de la arqueología subacuática; Xavier Nieto, Arturo Pérez Reverte o Pilar Luna han mostrado su preocupación por el hecho de que se pueda comercializar parte de la carga del San José, según las leyes colombianas.

En esta línea, investigadores como el arqueólogo colombiano Juan Guillermo Martín consideran que la mejor solución para conservar el barco es dejarlo bajo las aguas.

Para De Narváez, sin embargo, mantener sumergida la nave sería un anzuelo para “cazatesoros” que, quizá, ya han merodeado por la zona.

“Ahora mismo se puede comprar un traje de astronauta para bajar a 100 metros -profundidad donde se estima se puede encontrar la nave- por 200.000 dólares. Con la venta de un rosario de oro, por ejemplo, que se rescate de forma ilegal se recupera esa inversión. Los costes tecnológicos han bajado mucho”, alerta.

La fascinación por los galeones hundidos -según De Narváez, más de 1.100, solo en las costas colombianas- alimenta leyendas, pleitos interminables y sueños de piratas, y el hallazgo del San José es un nuevo y, seguramente, largo capítulo en la aventura de la arqueología subacuática.

Fuente: Noticias Caracol.

Galeón San José fue construido en Gipuzkoa

0

Galeón San José fue construido en Gipuzkoa

El navío que fue hallado a principios de diciembre en aguas de Colombia fue construido en Gipuzkoa, y hemos hablado de su historia con el responsable del departamento de investigación de Albaola.

El Gobierno de Colombia anunció el pasado 5 de diciembre de 2015 el hallazgo del galeón San José, navío que fue hundido por flotas inglesas en el mar Caribe el 8 de junio de 1708. Se cree que está repleto de oro y plata y que el tesoro que guarda en sus bodegas puede alcanzar un valor de 17.000 millones de dólares. Sin embargo, dejando a un lado dicho tesoro, hemos fijado nuestra atención en el origen y la historia de la embarcación, y es que fue construido a finales del siglo XVII en Gipuzkoa por encargo de la Corona española. Así, para conocer los pormenores del San José hemos hablado con el responsable del departamento de investigación de Albaola, Xabier Alberdi.

Se dice que el galeón San José se construyó en el astillero Mapil, situado en Aginaga (Usurbil), Orio y Pasaia.

¿Qué sabemos del proceso de construcción?

Sí, en cada sitio se llevó a cabo una fase de la construcción. La mayor parte del casco se hizo en Mapil, pero fue terminado en el muelle de Orio. Después, fue llevado a Pasaia y allí le colocaron las mastas y los puentes de popa, esto es, las superestructuras.

¿Cuánto tiempo duró el proceso de construcción?

No es fácil determinar el tiempo exacto de construcción. En relación a este navío hubo muchos conflictos que supusieron la demora del proceso. Desde que comienzo su construcción en Mapil y hasta llegar a Orio hubo muchos líos, con juicios de por medio, y la construcción estuvo detenida por un tiempo. Sin embargo, sabemos que los galeones de este tipo se hacían en un año más o menos. Hay que tener en cuenta que se trataba de una industria que disponía de un tejido industrial completo alrededor, esto es, que no era, por decir de alguna manera, como empezar de cero. Por poner algunos datos sobre la mesa, el contrato se firmó en 1696, el barco fue botado en 1698 y terminado en 1699 en Pasaia.

El proceso de construcción del galeón San José estuvo envuelto en polémica.

¿Por qué?

Sí, dos fueron los motivos que originaron el conflicto: el lugar de construcción y las dificultades para llevar el bote de Mapil a Orio.

El contratista Pedro de Aróstegui (también llamado asentista) firmó un contrato con el rey de España en 1696 para construir dos barcos: San José y San Joaquín. Según constaba ese contrato, la construcción de estos dos navíos correría a cargo del astillero Basanoaga de Errenteria. Pero, a última hora, Aróstegui decidió trasladar la construcción de Errenteria al río Oria, concretamente, a Mapil. El Ayuntamiento de Errenteria no vio con buenos ojos el cambio. Errenteria estaba especializado en la construcción de grandes naves y los astilleros y los constructores de barcos de la localidad tenían fama mundial. Sin embargo, Aróstegui dejó a Errenteria de lado y llevó el trabajo a la competencia. De ahí el enfado de los errenteriarras.

El momento en el que explotó el galeón San José
El momento en el que explotó el galeón San José

El segundo motivo de conflicto fueron las dificultades para trasladar el galeón San José de Mapil a Orio. Hubo una diferencia entre los galeones San José y San Joaquín respecto a los navíos que se habían hecho hasta entonces. En los barcos anteriores a San José y San Joaquín, la primera cubierta se hacia en Mapil (éstos navíos solían tener tres cubiertas) para después terminar el resto de cubiertas en Orio o Pasaia. No obstante, en el caso de San José y San Joaquín en Mapil se construyeron las dos primeras cubiertas y una parte de la tercera. ¿Que suponía ese cambio? Pues que el navío tenía más peso, más volumen y que no podía descender a través del río Oria a Orio. Además, en aquel tiempo la comunidad de Aginaga y el pueblo de Orio distribuía nasas a lo largo del río para pescar salmones que disminuían el ancho de la ría. Las nasas eran unas grandes construcciones de madera que hacían función de presa; esto es, cerraban una parte del tránsito del río para encauzar los salmones a un agujero. Dichas nasas ocupaban gran parte del río y, si bien es cierto que no suponían un obstáculo para los pequeños barcos, para los “monstruos” como el San José o el San Joaquín suponían un impedimento demasiado grande. Así, los constructores pidieron a los vecinos de Aginaga y Orio que quitaran provisionalmente las nasas hasta que pasaran los galeones. Pero, quitar ý volver a poner dichas estructuras de pesca suponía un gran coste. ¿Quién se iba a hacer cargo de ello? El tema acabó en los tribunales. Al final, aprovechando una gran pleamar, quitando una parte de las nasas y haciendo explotar algunas rocas del fondo, lograron llevar los galeones de Aginaga a Orio.

Pero no acaba en Orio el proceso. ¿Cómo lo llevaron de Orio a Pasaia?

Fue remolcado por pequeños barcos para trasladarlo de Orio a Pasaia. Hoy en día existen remolcadores que hacen esta tarea, pero en el siglo XVII no había remolcadores por lo que debían amarrar 4-6 barcas al casco del navío y llevar remando a donde fuera. Los marineros de Orio estaban especializados en las tareas de remolque.

El galeón San José se hizo en Gipuzkoa, ¿pero el material utilizado también era de aquí?

Xabier Alberdi en el interior del ballenero que están construyendo en Albaola. Foto: Mendi Urruzuno
Xabier Alberdi en el interior del ballenero que están construyendo en Albaola. Foto: Mendi Urruzuno

Sí, además de la madera todo era de aquí. Seguramente el principal motivo para trasladar la construcción de Errenteria al río Oria fuera algo relacionado con el material. En Usurbil, en el monte Andatza había un bosque de robles del cual se sacaba la madera para la industria naval. Al fin y al cabo, se movía mucha gente alrededor de esta industria: carpinteros (cientos), los que trabajaban en los bosques, los marineros, los agricultores, … Todos bailaban al son de la industria naval.

¿Cuáles son las características del galeón San José?

Tenía una capacidad o volumen de más de 1.000 toneladas. Era realmente inmenso. Los galeones de aquella época eran de entre 600 y 800 toneladas y San José, por su parte, tenía más de 1.000 toneladas (no llegaba a 1.100 toneladas). No he encontrado datos exactos sobre su tamaño, pero por su posible dimensión (con mástiles y todo) lo podemos comparar con una gran iglesia. Por hacer una comparación, el ballenero que estamos haciendo ahora en Albaola es de 200 toneladas, por lo que San José sería cinco veces mayor.

Restos del galeón San José

Restos del galeón San José

¿Qué tiene de especial el navío San José?

Finales del siglo XVII es un periodo muy interesante. ¿Por qué? Porque empezaron a realizar cambios significativos en los galeones. El objetivo de dichas embarcaciones era hacer labores de comercio entre España y América y estaban especializados en transportar oro y plata (de ahí el tesoro que guarda en el interior). Durante gran parte del siglo XVII el monopolio del comercio se centró en Sevilla. Entonces, los barcos que debían comerciar con América debían salir y llegar a Sevilla a través del río Guadalquivir. Debido a las limitaciones del Guadalquivir, no era posible construir grandes barcos. Aun así, a finales del siglo XVII el monopolio del comercio se trasladó de Sevilla a Cadiz, del interior a la costa. Ese cambio supuso el comienzo de la construcción de barcos más grandes, y San José y San Joaquín fueron construidos en esa época de transición.

Por otra parte, el constructor de barcos de Mutriku Antonio Gaztañeta participó en el viaje del San José desde Pasaia a Cadiz, y tras perpetrarse de algunos defectos, realizó algunas modificaciones y reformas pese a que aunque había participado en la construcción.

¿Albaola tiene pensado hacer algo respecto al galeón San José?

Nosotros como Albaola hemos hecho algunos contactos porque nos parece interesante la embarcación en sí. Queremos saber en qué situación se encuentra, que intenciones hay al respecto, y cuales son las intenciones de futuro. En relación a la investigación, nos gustaría participar en la investigación y, si no es así, estar al tanto de los resultados. Tendríamos que reivindicar la influencia de la industria naval vasca en la construcción naval mundial. UNESCO declaró al ballenero San Juan patrimonio mundial, pero dicha declaración debería de recaer sobre toda la industria naval vasca. Realmente, la industria naval vasca es patrimonio mundial y nos corresponde a nosotros reivindicarlo.

Según los expertos el tesoro acumulado en el navío San José puede tener un valor de 18.000 millones de dólares.

Fuente: eitb.eus

Sea Search Armada pide arbitraje internacional

0
Sea Search Armada
Jack Harbeston, the managing director of the salvage firm Sea Search Armada, shows the location of the Spanish galleon San Jose as he poses for a portrait, Thursday, May 24, 2007 at his house in Bellevue, Wash. Sea Search Armada has been involved in a 20-year legal battle against Colombia's government, over claims to the Spanish galleon San Jose's loot, that has been lying on the ocean floor off Colombia for three centuries. (AP Photo/Andrei Pungovschi)

Piden arbitraje internacional obligatorio para galeón San José

La firma estadounidense Sea Search Armada dice que el gobierno evade solicitud de verificación in situ y que demandará Asociación Público Privada para el rescate.

El mapa de la propuesta de verificación reducida que ahora propone la firma norteamericana Sea Search Armada en la zona donde fue encontrado el galeón San José.
El mapa de la propuesta de verificación reducida que ahora propone la firma norteamericana Sea Search Armada en la zona donde fue encontrado el galeón San José.

En cartas enviadas al presidente Juan Manuel Santos y a la ministra de Cultura, fechadas el pasado 8 de agosto y el 24 de julio, la multinacional norteamericana Sea Search Armada -que defiende derechos sobre parte de la carga del galeón San José- pide al gobierno aceptar un arbitraje internacional para dirimir el litigio que sobre el galeón colonial sostiene con el Estado colombiano desde hace 35 años.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo de verificación directa en inmediaciones de las Islas del Rosario, apenas a 12 millas náuticas de Cartagena, SSA propone como último recurso:

 “que las partes acudan a un arbitraje técnico internacional, de carácter obligatorio, que conforme a las circunstancias de la época determine la extensión de la vecindad inmediata que en 1982 se denunció como lugar de ubicación del naufragio”.

Se refiere a que desde ese año ellos denunciaron la posible localización del San José en el mar Caribe colombiano en unas coordenadas que fueron reconocidas por la Armada Nacional y validadas por un fallo de la Corte Suprema de Justicia de 2007, en el que le otorgó a esa firma busca tesoros derechos sobre la mitad de lo que el Consejo Nacional de Patrimonio considere tesoro (objetos repetidos comercializables) más allá del respeto del patrimonio cultural sumergido que es propiedad única de los colombianos.

Se lee en las cartas:

“en el área que resulte de ese arbitraje se realizaría la verificación. Se trata, sin duda, de un procedimiento imparcial, técnico, e inobjetable, si se quiere una solución pacífica, y se tiene fe en lo que se dice”.

Desde febrero 15 de 2017, cuando se reunieron en Bogotá representantes de SSA, la Dirección marítima de la Armada (Dimar) y el Ministerio de Cultura, se ha intentado sin éxito llegar a un acuerdo para que delegados de SSA vayan al lugar donde, según el gobierno de Juan Manuel Santos, se encontró el naufragio a fines de noviembre de 2015.

“El objeto de esa verificación es determinar con absoluta certeza si en 1982 se descubrió o nó el galeón San José. Si su resultado es negativo terminará en la práctica en favor de la Nación, el proceso iniciado el13 de enero de 1989 que aún cursa para algunas actuaciones posteriores a la sentencia. Pero si el resultado es positivo se deberá cumplir, sin más dilaciones, la sentencia de la Corte Suprema de Justicia que hace 10 años resolvió definitivamente el litigio sobre la propiedad del naufragio”.

Danilo Devis, abogado apoderado general de SSA en Colombia y quien firma las cartas, asegura: “SSA probará que el nuevo descubrimiento se realizó en la vecindad inmediata de las coordenadas señaladas en el denuncio de 1982. Y se trata, por tanto, del mismo naufragio 33 años antes descubierto”. Y añadió: “el descubrimiento de 2015 fue una farsa. No era necesario ese derroche de tecnología que supuestamente se utilizó, dado que Whoi se limitó a redescubrir lo ya descubierto a partir de las coordenadas entregadas por SSA”.

El pasado 15 de julio el Ministerio de Cultura envió un mensaje a El Espectador en el que explicó: “el Gobierno ha estado dispuesto a realizar la verificación conjunta con SSA a las coordenadas denunciadas en 1982, para que esta firma constate que allí no hay ningún naufragio, sin que ello haya sido posible, exclusivamente por la pretensión de SSA de extender dicha verificación a un área de una gran extensión”.

No ha habido consenso sobre las áreas marítimas de verificación al haber sido rechazada una propuesta inicial de 100 millas náuticas cuadradas a partir de las coordenadas incluidas en el denuncio de 1982, que SSA alega que el gobierno usó para dar con el San José violando “garantía en una confidencialidad que nunca se cumplió”. En todo caso, el 24 de julio pasado esa firma aceptó disminuir el área en cuestión “con el propósito de colaborar en extremo con una verificación conjunta del naufragio” y le mandó al gobierno un mapa en el que “reduce tal extensión a las áreas delimitadas en color naranja en el gráfico que se adjunta -que es físicamente imposible no calificar de vecindad inmediata-, todavía incluye el descubrimiento de 2015, habida cuenta que este nuevo descubrimiento se produjo gracias a las coordenadas señaladas en el denuncio de 1982 como referencia para localizar el naufragio en su vecindad inmediata”. No valió la mediación de funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Bogotá. Ni el presidente ni la ministra han respondido a estas últimas solicitudes, pero una fuente allegada al caso da por hecho que el gobierno no aceptará el arbitraje.

El pleito se intensifica mientras el gobierno mantiene abierta una convocatoria, cuyos aspirantes tienen carácter secreto, para constituir una Alianza Público Privada, mediante la que espera garantizar que una firma calificada rescate el galeón, su tesoro y sus restos y los lleve a la superficie para la creación de un laboratorio de conservación y un museo en Cartagena.

El Espectador reveló que la entidad que localizó el naufragio en 2015 fue el Woods Hole Oceanographic Institution (Whoi), institución estadounidense que, según SSA, “asumió los costos del redescubrimiento de 2015 con el compromiso del contrato para el rescate. Pero no se le informó del embargo que se decretó desde 1994 sobre lo que se rescate de las áreas marítimas denunciadas en 1982”.

Aparte del Whoi, que se encargaría de la parte logística, hay inversionistas internacionales que pondrían el dinero necesario. SSA dice tener una información, no confirmada y que ha circulado en redes sociales, según la cual algunos serían patrocinados por el exprimer ministro de Gran Bretaña,Tony Blair, cercano al presidente Santos. Una fuente oficial dijo que el gobierno sólo se volverá a pronunciar cuando se anuncie contratista elegido para la APP. El Ministerio de Cultura, en comunicación a este diario, había dicho el mes pasado: “el no revelar la identidad del originador no puede atribuirse a una falta de transparencia como se asevera erróneamente, sino al cumplimiento de un deber legal, al cual el Gobierno no puede sustraerse”.

Expertos en arqueología submarina calculan que la firma que sea elegida deberá invertir al menos 20 millones de dólares en el rescate, asumiendo el riesgo de que su posible remuneración del 50% sobre lo que se determine como tesoro se enrede por cuenta del litigio entre el gobierno y SSA, que espera el embargo judicial de cualquier objeto que se suba a superficie y demandará la nulidad del contrato de la APP. Por ahora, lo cierto es que los beneficios que le pueda traer el galeón San José a los colombianos parecen tan lejanos como el 8 de junio de 1708, cuando la codicia de los ingleses por robarse su carga pudo más que la de los españoles por llevársela a los reyes de España.

Via: El Espectador

Programa radial Universidad Nacional: Patrimonio Subacuático

0

En el programa radial de la Universidad Nacional llamado “Miércoles de ciencia y tecnología” se discutió el estado del Patrimonio Cultural Subacuático en Colombia, invitados especiales: Ing. Carlos Caicedo y Dr. Antonio José Rengifo

El segmento temático que va rotando diariamente con: Política, Sociedad, Ciencia y Tecnología, Economía y Cultura. Esta sección invita a los más destacados analistas del país, y profundiza en temas que convocan a la Academia.

Este programa ha sido reconocido por su trayectoria con varios premios de Periodismo y se ha valorado por la selección de los temas y profundidad.

Via: http://unradio.unal.edu.co/nc/detalle/cat/un-analisis/article/patrimonio-subacuatico.html

Ministro Borrell precisa que aún no hay acuerdo con Colombia sobre el galeón San José

0

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) – El Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación español, Josep Borrell, ha precisado que aún no han firmado un acuerdo con el Gobierno de Colombia sobre el galeón San José, hundido en 1708 en el Caribe colombiano, pero ha afirmado que el Gobierno español está “en condiciones de proponer un texto concreto”. En todo caso, ha precisado que lo que está “asumido, en principio” es que la intervención no se hará con fines “mercantilistas” sino “museísticos”, como pide el Gobierno español.

“Es posible que hubiera cometido una extrapolación indebida del término ‘llegar a un acuerdo’ porque si se llega a un acuerdo, el acuerdo existe, se conoce y está firmado; no es el caso todavía”, ha concretado este lunes 14 de enero durante un desayuno informativo de Europa Press en el Hotel Villa Magna de Madrid.

En todo caso, ha precisado que, por los contactos que tuvo con el Gobierno colombiano en la Cumbre de Guatemala, puede decir que les pareció “bien” el planteamiento del Gobierno español que reclama que la intervención se realice con fines “museísticos”, no “mercantilistas”.

“El anterior Gobierno colombiano tenía pensado explorar el precio a través de una compañía privada que sería retribuida por la monetización de lo que se encontrara. A nosotros eso siempre nos pareció inapropiado”, ha recordado el ministro.

El galeón San José es, según ha puntualizado Borrell, “la tumba de 600 marines españoles“. “No es solo un tesoro escondido, que también; es un lugar sagrado, cementerio de soldados españoles”, ha enfatizado. Además, el Gobierno español ha reclamado que el tesoro que se esconda en el galeón hundido “se reparta de manera equitativa”, con “fines culturales” y “pleno respeto a esa gran tumba marina”.

Ahora, según ha precisado, se han puesto de acuerdo los ministerios españoles de Defensa, Cultura y Exteriores y están “en condiciones de proponer un texto concreto que las autoridades colombianas tendrán que estudiar”.