Noticias

Inicio Noticias
Noticias del Galeón San José

La empresa WHOI, si cobró por sus servicios

0

Se siguen desvelando secretos sobre el REDESCUBRIMIENTO del Galeón Señor San José.

El 22 de mayo de 2018, la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI) de los Estados Unidos, en declaraciones concedidas a la W Radio, por el señor Roy Munier, vicepresidente de operaciones marítimas de (WHOI), el señor presentó su Compañía como una subcontratista que suministraría equipos y realizaría el rescate, afirmando que a MACS nada le costarían sus servicios, “porque a WHOI solo la motiva la ciencia“. Lo que es más, Munier agregó que a WHOI no le importa trabajar con empresas con ánimo de lucro, SIN COBRAR NADA.

Que una empresa de este calibre movilizara embarcaciones tan sofisticadas sin cobrar nada, era algo muy difícil de creer. Comprobar lo contrario era muy complicado pues, el Juan Manuel Santos, se encargó que todo el tema se mantuviera en secreto.

Desde hace mucho, la Veeduría Nacional para el Control Social del Patrimonio Cultural Sumergido de Colombia (VNPCS), solicitó a Mincultura que facilitara la información de los costos de exploración que pasó MACS (los cuales sobrepasan los 18 mil millones de pesos), pero esta información no llegaba. Tras insistir con derechos de petición el Ministerio mandó 7 páginas con la relación de los gastos, pero la calidad del documento no permitía su lectura. Para no alargar el tema, después de amenazar hasta con una tutela, el documento finalmente llegó ayer ¡legible! y lo estamos estudiando en estos momentos. Lo primero que salta a la vista es que los señores de WHOI, aparecen en esa relación con una suma nada despreciable USD 1.277.787,60 (Un millón doscientos setenta y siete mil setecientos ochenta y siete dólares con 60 centavos).

En este tema del Galeón Señor San José, lo que no es mentira está en duda. la Veeduría Nacional para el Control Social del Patrimonio Cultural Sumergido de Colombia (VNPCS) seguirá investigando y espera estar compartiendo pronto los resultados.

Escuche la entrevista de fecha: 22 de Mayo de 2018

Recuperación de los tesoros del Galeón San José tardará al menos dos años

0

Recuperación de los tesoros del Galeón San José tardará al menos dos años

La empresa que sea elegida para el rescate de la embarcación del siglo XVII invertirá el total de los recursos que se requieran para la operación.

Restos divisados Galeón San José
Restos divisados Galeón San José

En una audiencia que se realizó en el Museo Naval de Cartagena, las empresas interesadas en hacer parte de los trabajos de recuperación del galeón San José fueron advertidas de los riesgos que se tienen en el proceso de extracción de los tesoros que transportaba el navío del siglo XVII.

Dichos riesgos obedecen a que, según la oficina asesora jurídica del Ministerio de Cultura, será el Consejo Nacional de Patrimonio el que se encargue de determinar cuáles serán las piezas que podrían entrar a hacer parte de la reposición económica de la extracción de los tesoros.

Asimismo, aclaró que el riesgo es que todo lo recolectado de la zona de naufragio sea considerado como patrimonio, con lo que las empresas no recibirían ninguna remuneración por el trabajo desarrollado.

También señalaron que será necesario crear un laboratorio especial para poder analizar las más de diez millones de piezas que posee el galeón San José.

Sobre el particular, el asesor jurídico del Ministerio de Cultura, Juan Manuel Vargas, señaló que:

“sí el Consejo Nacional de Patrimonio cultural declara que todo es patrimonio cultural, obviamente el originador es consciente de que el riesgo sería no recibir ninguna remuneración”.

Via: NoticiasRCN.com

Galeón San José: España descarta conflicto

0

Por Galeón San José Embajador de España en Colombia descarta conflicto

Ramón Gandarias Alonso se refirió a la importancia del patrimonio cultural del Galeón San José que se encuentra enterrado en aguas colombianas.

El embajador de España en Colombia, Ramón Gandarias Alonso, indicó que su país no pretende entrar en un conflicto con Colombia por Galeón San José.

El diplomático indicó que es importante trabajar para llegar a un acuerdo y poder rescatar el “enorme patrimonio cultural” que se encuentra sumergido en aguas colombianas.

“No tenemos ninguna confrontación (…) Hay que procurar fijarnos más en lo que nos une, estamos descubriendo un patrimonio cultural importantísimo”, dijo Gandarias Alonso.

El diplomático también indicó que se trabaja en el esclarecimiento de la muerte de 600 tripulantes que se encontraban a bordo del Galeón San José que se hundió en el Caribe colombiano.

Escuche el audio:

Galeón San José

Armada de Colombia reforzará la seguridad del Galeón San José

0

El almirante Evelio Ramírez Gafaro, comandante de la Armada Nacional, confirmó cómo se va a mejorar la seguridad del área en donde permanece el Galeón San José, luego de que fuera declarado bien de interés cultural.

Actualmente la seguridad en la zona se garantiza con patrullajes de buques de superficie, aeronaves y estaciones de vigilancia de control marítimo, pero ahora la tecnología llega el próximo año a reforzar la custodia sobre el Galeón San José.

Vamos a contar con unos sistemas de detección submarina ubicados en la superficie y en el fondo del mar, eso nos va a generar unas alertas tempranas sin necesidad de que lo hagamos solo con buques o patrulleras. Esto nos va a dar mayor capacidad frente a cualquier movimiento ajeno que haga presencia en esa aérea, reveló el comandante de la Armada en diálogo con Blu Radio.

La seguridad del Galeón, que ahora es bien de interés cultural, está a cargo de la Fuerza Naval del Caribe, quienes hasta el momento no han tenido ningún reporte de intento de saqueo sobre la zona en donde se encuentra el San José.

El Consejo Nacional de Patrimonio decidió declarar el galeón San José como bien de interés cultural de la Nación, lo que significa que el Gobierno Nacional no pagará con las piezas que están sumergidas el rescate del tesoro.

La vicepresidenta Marta Lucia Ramírez ya había asegurado que el Gobierno no permitiría que los bienes quedaran dispersos por el mundo entero, asegurando que deben permanecer unidos.

El hallazgo debe permanecer unido y exhibido para los colombianos y para los visitantes del mundo entero. El legado de nuestro pasado no terminará convertido en bienes para negociar en anticuarios del mundo, ni en manos de coleccionistas ni cazatesoros. El Galeón San José es un patrimonio de los colombianos para toda la humanidad afirmó durante en el marco de la instalación del Foro Internacional ‘Retos y perspectivas de la formación académica en Patrimonio Cultural Sumergido en América Latina, en la Universidad Externado.

Colombia y España ya habían acordado cooperar para la exploración y la búsqueda del Galeón acordando la negativa a la explotación comercial. Con lo que los bienes patrimoniales no podrán ser objeto de transacciones, pago en especie, u operaciones de compra, venta, o trueque.

Via: Webinfomil.com Actualidad, Seguridad y Defensa.

Sea Search Armada no tendrá acceso a Galeón San José

0
Sea Search Armada
Jack Harbeston, the managing director of the salvage firm Sea Search Armada, shows the location of the Spanish galleon San Jose as he poses for a portrait, Thursday, May 24, 2007 at his house in Bellevue, Wash. Sea Search Armada has been involved in a 20-year legal battle against Colombia's government, over claims to the Spanish galleon San Jose's loot, that has been lying on the ocean floor off Colombia for three centuries. (AP Photo/Andrei Pungovschi)

Gobierno no dará acceso a Sea Search al Galeón San José

Mincultura respondió carta del abogado de la multinacional norteamericana luego del hallazgo en el mar caribe colombiano, dándole tres meses para que constate por su cuenta.

“Es inadmisible plantear nuevamente presuntos derechos de Sea Search Armada sobre el Galeón San José, más allá de lo dictado por la Corte Suprema de Justicia”, respondió la ministra de Cultura Mariana Garcés a una carta que le envió a ella y al presidente Juan Manuel Santos el pasado 10 de diciembre, Danilo Devis Pereira, apoderado general en Colombia de la Sea Search Armada.

El abogado había pedido “poner fin con rapidez y buena fe a un litigio que ya excede las tres décadas, no obstante haber sido definitivamente resuelto por jueces colombianos de todos los niveles y todas las jurisdicciones”.

Sea Search Armada
Jack Harbeston, the managing director of the salvage firm Sea Search Armada, shows the location of the Spanish galleon San Jose as he poses for a portrait, Thursday, May 24, 2007 at his house in Bellevue, Wash. Sea Search Armada has been involved in a 20-year legal battle against Colombia’s government, over claims to the Spanish galleon San Jose’s loot, that has been lying on the ocean floor off Colombia for three centuries. (AP Photo/Andrei Pungovschi)

Pero la ministra le dice:

¡La sentencia de la Corte (2007) es absolutamente clara y no da lugar a ningún tipo de interpretaciones; el derecho que le asiste a la Sea Search Armada es al 50% de lo que NO constituya patrimonio de lo que se encuentra en las coordenadas planteadas en el informe confidencial presentado por Glocca Morra e incorporado en la Resolución 0354 de 1982 de la DIMAR, en la cual se le reconoció a dicha firma la calidad de denunciante. Por eso manifestar la disposición de la Sea Search Armada de ‘renunciar a la propiedad que como su descubridor le otorgó la Corte Suprema de Justicia sobre el 50% de los tesoros’, no tienen asidero alguno, ni guarda ninguna concordancia con lo planteado por la Corte Suprema de Justicia en el fallo referido”.

El gobierno le niega entonces en la respuesta acceso al lugar donde, según el presidente Juan Manuel Santos, fue hallado el San José el 27 de noviembre pasado: “Por esta razón no le asiste razón alguna a la solicitud de Sea Search Armada de concurrir al sitio donde realmente está el Galeón San José para verificar por parte de Ustedes “1) si se trata de ese Galeón y 2) si el naufragio se encuentra fuera de las áreas marítimas señaladas como lugar de su ubicación en el Reporte

Confidencial sobre Exploración Submarina”, las que, por lo demás, están sujetas a reserva, por mandato de la ley”.

Sin embargo, invita SSA a hacerlo por su cuenta para que demuestre si la información que defiende es correcta: “Como ha sido la invitación del Gobierno Nacional a la Sea Search Armada a lo largo de hace ya varios meses, estamos en plena disposición de autorizar para que Sea Search Armada, con sus propios equipos, y a su propia costa, concurra a las coordenadas incluidas en el Informe Confidencial ya mencionado, acompañado por la DIMAR, el ICANH y el Ministerio de Cultura”.

Y termina la carta insistiendo: “De encontrarse algún naufragio en dichas coordenadas el Gobierno, atendiendo la sentencia de Julio 5 de 2007 de la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Colombia, acordará con Sea Search Armada las condiciones de su identificación y posible rescate”.

El gobierno le da a SSA un término no mayor de tres meses para hacer su propia constatación. “De no existir naufragio alguno en las coordenadas referidas, daremos obviamente por finalizado este asunto”, termina el mansaje de la ministra Garcés.

Fuente: El Espectador

Patrimonio sumergido: la academia persiste

0

Después de la elaboración y publicación en medios masivos de comunicación de una serie de documentos sobre lo inviable que resulta la licitación pública con la cual se busca la contratación de la extracción de los bienes que conforman el naufragio del Galeón San José – mediante una Asociación Público Privada APP-, docentes e investigadores de varias universidades se reunieron el pasado 17 de julio en un foro en el que consideraron fundamental aportar en la protección, conservación y defensa de este patrimonio, entendido como un bien de interés público.

Fruto de este encuentro, los académicos elaboraron el documento “Sobre la necesidad de una Política de Estado en materia de Patrimonio Cultural Sumergido. Comunicación abierta desde las universidades colombianas al Nuevo Gobierno”, en el que plantean las bases fundamentales de las que, consideran, deben ser las acciones del gobierno entrante sobre la materia.

La iniciativa surge desde la Universidad de Antioquia, al observar que en otros espacios universitarios había coincidencia acerca de la observación crítica del proceso de generación de la ley sobre Patrimonio Cultural Sumergido y bajo otra ley del proceso de licitación conducente a la extracción de los bienes que conforman el naufragio del Galeón San José”, afirmó el profesor Carlo Emilio Piazzini, docente del Instituto de Estudios Regionales-INER de la Alma Máter y participante del encuentro.

La publicación del documento académico coincidió con el anuncio del presidente Juan Manuel Santos quien, tras una acción popular admitida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, decidió suspender de manera temporal la licitación pública para la extracción de los tesoros de la nave sumergida. Sin embargo, como aún no existe un pronunciamiento definitivo sobre el tema, los académicos unieron sus intereses y, con sólidos argumentos, decidieron proponer al presidente electo Iván Duque Márquez acciones puntuales sobre el tema.

El objetivo fundamental de ese documento construido por esta red universitaria sobre patrimonio cultural sumergido es ofrecerle al nuevo gobierno un análisis detallado, en perspectiva histórica, de lo que ha sido el tratamiento del patrimonio cultural sumergido en los últimos ocho años. En segundo lugar, exponer una serie de recomendaciones para estructurar una política pública, es decir, una política de Estado sobre patrimonio cultural sumergido”, indicó el profesor Piazzini.

La premisa fundamental de los académicos para entregar las recomendaciones es que el patrimonio cultural de la Nación está bajo la protección del Estado. Así lo indica el artículo 72 de la Constitución Política de 1991, en el que se establece el compromiso del Estado colombiano en relación con los bienes del patrimonio cultural. La intención de los académicos es eliminar la idea de que estos bienes pueden ser considerados como tesoros o mercancías.

Las recomendaciones al nuevo gobierno del presidente electo Iván Duque Márquez, ampliadas y contextualizadas en el documento académico, se resumen en los siguientes puntos:

– Cancelar el proceso de licitación, mediante APP, para la extracción de los bienes que integran los vestigios del Galeón San José e implementar diversas actuaciones administrativas.

– Retomar la valoración del patrimonio cultural sumergido como bien público e inalienable.

– La pronta formulación y puesta en marcha de una Política de Estado sobre Patrimonio Cultural Sumergido.

– Realizar de forma prioritaria un Inventario de Patrimonio Cultural Sumergido del País, como base para la priorización y diseño de acciones específicas de protección, conservación, investigación y divulgación.

– Tener en cuenta que los bienes sumergidos o subacuáticos del patrimonio arqueológico colombiano no se encuentran sólo en los espacios marítimos.

– Brindar atención especial a la generación de condiciones para la valoración y apropiación del Patrimonio Cultural Sumergido desde las comunidades, las entidades territoriales y la ciudadanía en general.

– Asignar los recursos públicos necesarios para la puesta en marcha de los programas, proyectos y actividades que compongan la Política sobre Patrimonio Cultural Sumergido.

El documento fue suscrito por los docentes de la Universidad de Antioquia María Julia Ochoa Jiménez, de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Carlo Emilio Piazzini, del Instituto de Estudios Regionales-INER, Alba Nelly Gómez García, Sofía Botero Páez, William Andrés Posada Restrepo, Sneider Hernán Rojas Mora y Francisco Javier Aceituno Bocanegra, del Departamento de Antropología y Santiago Ortiz Aristizábal, Director del Museo Universitario de la UdeA, además de docentes de la Universidad Nacional, Los Andes, las universidades de Caldas, Cauca, del Magdalena, del Norte y de Cartagena.

El grupo de académicos puso a consideración del nuevo gobierno los análisis y recomendaciones consignadas en el documento, e hizo un llamado a otras instituciones y personalidades de la nación para que se sumen a la defensa del patrimonio cultural sumergido. La aceptación o no de las propuestas dependerá de la mirada de Duque y su grupo de trabajo acerca del asunto.

Indudablemente se refiere a voluntad política y sobre todo a la capacidad del nuevo gobierno de identificar con qué cuenta el país y con qué cuentan sus universidades para sacar adelante este tema”, puntualizó el profesor Piazzini.

Via: Universidad de Antioquia

Más allá de las monedas del Galeón San José

0

Más allá de las monedas del Galeón San José

El hallazgo del Galeón San José ha revivido una disputa sobre la propiedad de la embarcación y por el destino final de algunos de los objetos que llevaba en su interior. El gobierno colombiano reclamó como suyo el galeón y todo lo que hay en él, por su parte España y la empresa estadounidense Sea Search han anunciado que recurrirán a las vías diplomáticas y judiciales para hacerse de parte del pecio del mítico barco.

Y no hay que descartar que otras naciones como Perú, Ecuador o Bolivia también ingresen en la disputa por el la propiedad de algunos objetos, así lo dejó entrever el presidente ecuatoriano Rafael Correa al decir que todo lo que hay en el galeón debería repartirse entre todos los países latinoamericanos.

La disputa por darle un valor de tesoro al sitio arqueológico ha generado especulaciones sobre su cuantía que oscila entre los 2.000 y 10.000 millones de dólares y que está lejos de solucionarse, ha llevado a que se pierda la importancia arqueológica de los testimonios materiales de este importante evento del pasado. Se ha impuesto más la preocupación de a dónde irán los cientos de monedas, lingotes y piedras preciosas que la manera en cómo el naufragio debe ser investigado, recuperado y puesto en valor para el disfrute de la sociedad.

Captura de pantalla de video YouTube Presidencia de la República. Galeón San José
Captura de pantalla de video YouTube Presidencia de la República. Galeón San José

El propio presidente de Colombia Juan Manuel Santos dio la noticia del descubrimiento y afirmó que el naufragio es un sitio arqueológico y como tal, sería investigado y excavado bajo rigurosos parámetros técnicos propios de la investigación científica.

Pero más allá de las monedas y los lingotes, el descubrimiento del San José es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de los últimos años no solo para Colombia sino para la historia marina y para los países que alguna vez fueron parte del Imperio Español.

De acuerdo a las imágenes publicadas por el gobierno colombiano, se puede observar que el sitio debe tener un área máxima de 40 metros de largo por 25 de ancho. Contiene una mayor cantidad de objetos en un área lateral longitudinal, lo que nos permite deducir que el naufragio pudo asentarse hacia un lado.

Anomalías posiblemente del naufragio localizadas entre 60 y 80 m de distancia del naufragio. Captura de pantalla de video YouTube Presidencia de la República.

Identificación de objetos y dimensiones aproximadas del sitio a partir de análisis de imagen de sonar de barrido lateral de sitio. Captura de pantalla de video YouTube Presidencia de la República.

En las zonas próximas se encuentran ciertas anomalías que podrían hacer parte del barco. El sitio contiene un universo bastante diverso de objetos: Cañones de bronce, dispuestos en un orden aparente que nos permitiría ver la posible borda de la embarcación; armas blancas y cortas; varios tipos recipientes cerámicos entre los que se cuentan botijas, bacines, ollas; botellas de vidrio y estructuras de madera que posiblemente podrían dar cuenta de una de las cubiertas de la embarcación, que según sus características fueron fabricados entre la última mitad del siglo XVII y primera del XVIII.

Y aquí es donde comienza la aventura arqueológica que debe ayudar a comprender no solo el naufragio sino la vida de todo un periodo donde el Caribe fue parte importante de la historia mundial. Basta con tomar como ejemplo los cañones.

Estas armas de fuego contienen información precisa como marcas, sellos escudos, fechas, tipo de material, lugar de fabricación que se convierten en datos invaluables para comprender el naufragio. En el caso del San José se sabe que este contenía cañones de bronce. De acuerdo a la costumbre de la época cada uno de estos era bautizado con nombres propios, adquiriendo así una identidad particular diferenciándose unos de otros. En este sentido, la identificación de los cañones del galeón no solo ayudaría a comprender mejor cómo era este barco sino a establecer una historia de la fabricación de este tipo de armas en la colonia.

Ejemplo de un escudo de Cañón de Carlos III. Cañón proveniente de un naufragio en Lomita Arena. Museo Comunitario de Tierra Bomba.

Un Barco en perfecto estado

Detalle de cañones del galeón San José. Posible marca de escudo.

El sitio arqueológico se encuentra entre los 600 y 1000 metros de profundidad, esto significa que el barco se encuentra en aguas profundas. Al estar a semejante distancia, el naufragio se somete a condiciones muy particulares que lo diferencian de barcos hundidos que se encuentren en aguas someras (5-60 metros de profundidad). Un sitio arqueológico profundo contiene una fauna y una flora casi ausente, y unas características de sedimentación y tipo de suelo bastante específicas. Todas estas condiciones permiten que los naufragios tengan un buen estado de conservación.

Los expertos en arqueología de aguas profundas sugieren que existe un patrón de hundimiento en el que usualmente los barcos caen verticalmente y empiezan a deteriorarse de manera lenta debido a la existencia de un entorno donde existe baja energía de movimiento y donde los objetos y estructuras se asientan en gruesas capas de barro blando.

Los sedimentos en aguas profundas usualmente están compuestos de granos muy finos arcillosos saturados de agua salada que actúan levemente sobre la embarcación. En aguas profundas el ambiente marino tiende a ser anóxico, es decir que los niveles de oxígeno disueltos en el agua no existen, lo que permite una muy poca probabilidad de proliferación de organismos que se coman las maderas del barco, o invadan los cañones, cerámicas, restos óseos animales o humanos.

Al analizar las fotos publicadas de los restos del San José, se puede explicar el excelente estado de conservación de cañones, cerámica y estructuras del barco. Esto no sucede cuando los naufragios se encuentran en aguas someras donde algunas veces son sometidos a un deterioro acelerado causado por la fuerza y el movimiento de olas y corrientes.

Estructuras de madera visibles, posiblemente de la cubierta superior.
Estructuras de madera visibles, posiblemente de la cubierta superior.

*Docente programa de arqueología Universidad Externado y director Fundación Terra Firme.

 

Galeón San José fue construido en Gipuzkoa

0

Galeón San José fue construido en Gipuzkoa

El navío que fue hallado a principios de diciembre en aguas de Colombia fue construido en Gipuzkoa, y hemos hablado de su historia con el responsable del departamento de investigación de Albaola.

El Gobierno de Colombia anunció el pasado 5 de diciembre de 2015 el hallazgo del galeón San José, navío que fue hundido por flotas inglesas en el mar Caribe el 8 de junio de 1708. Se cree que está repleto de oro y plata y que el tesoro que guarda en sus bodegas puede alcanzar un valor de 17.000 millones de dólares. Sin embargo, dejando a un lado dicho tesoro, hemos fijado nuestra atención en el origen y la historia de la embarcación, y es que fue construido a finales del siglo XVII en Gipuzkoa por encargo de la Corona española. Así, para conocer los pormenores del San José hemos hablado con el responsable del departamento de investigación de Albaola, Xabier Alberdi.

Se dice que el galeón San José se construyó en el astillero Mapil, situado en Aginaga (Usurbil), Orio y Pasaia.

¿Qué sabemos del proceso de construcción?

Sí, en cada sitio se llevó a cabo una fase de la construcción. La mayor parte del casco se hizo en Mapil, pero fue terminado en el muelle de Orio. Después, fue llevado a Pasaia y allí le colocaron las mastas y los puentes de popa, esto es, las superestructuras.

¿Cuánto tiempo duró el proceso de construcción?

No es fácil determinar el tiempo exacto de construcción. En relación a este navío hubo muchos conflictos que supusieron la demora del proceso. Desde que comienzo su construcción en Mapil y hasta llegar a Orio hubo muchos líos, con juicios de por medio, y la construcción estuvo detenida por un tiempo. Sin embargo, sabemos que los galeones de este tipo se hacían en un año más o menos. Hay que tener en cuenta que se trataba de una industria que disponía de un tejido industrial completo alrededor, esto es, que no era, por decir de alguna manera, como empezar de cero. Por poner algunos datos sobre la mesa, el contrato se firmó en 1696, el barco fue botado en 1698 y terminado en 1699 en Pasaia.

El proceso de construcción del galeón San José estuvo envuelto en polémica.

¿Por qué?

Sí, dos fueron los motivos que originaron el conflicto: el lugar de construcción y las dificultades para llevar el bote de Mapil a Orio.

El contratista Pedro de Aróstegui (también llamado asentista) firmó un contrato con el rey de España en 1696 para construir dos barcos: San José y San Joaquín. Según constaba ese contrato, la construcción de estos dos navíos correría a cargo del astillero Basanoaga de Errenteria. Pero, a última hora, Aróstegui decidió trasladar la construcción de Errenteria al río Oria, concretamente, a Mapil. El Ayuntamiento de Errenteria no vio con buenos ojos el cambio. Errenteria estaba especializado en la construcción de grandes naves y los astilleros y los constructores de barcos de la localidad tenían fama mundial. Sin embargo, Aróstegui dejó a Errenteria de lado y llevó el trabajo a la competencia. De ahí el enfado de los errenteriarras.

El momento en el que explotó el galeón San José
El momento en el que explotó el galeón San José

El segundo motivo de conflicto fueron las dificultades para trasladar el galeón San José de Mapil a Orio. Hubo una diferencia entre los galeones San José y San Joaquín respecto a los navíos que se habían hecho hasta entonces. En los barcos anteriores a San José y San Joaquín, la primera cubierta se hacia en Mapil (éstos navíos solían tener tres cubiertas) para después terminar el resto de cubiertas en Orio o Pasaia. No obstante, en el caso de San José y San Joaquín en Mapil se construyeron las dos primeras cubiertas y una parte de la tercera. ¿Que suponía ese cambio? Pues que el navío tenía más peso, más volumen y que no podía descender a través del río Oria a Orio. Además, en aquel tiempo la comunidad de Aginaga y el pueblo de Orio distribuía nasas a lo largo del río para pescar salmones que disminuían el ancho de la ría. Las nasas eran unas grandes construcciones de madera que hacían función de presa; esto es, cerraban una parte del tránsito del río para encauzar los salmones a un agujero. Dichas nasas ocupaban gran parte del río y, si bien es cierto que no suponían un obstáculo para los pequeños barcos, para los “monstruos” como el San José o el San Joaquín suponían un impedimento demasiado grande. Así, los constructores pidieron a los vecinos de Aginaga y Orio que quitaran provisionalmente las nasas hasta que pasaran los galeones. Pero, quitar ý volver a poner dichas estructuras de pesca suponía un gran coste. ¿Quién se iba a hacer cargo de ello? El tema acabó en los tribunales. Al final, aprovechando una gran pleamar, quitando una parte de las nasas y haciendo explotar algunas rocas del fondo, lograron llevar los galeones de Aginaga a Orio.

Pero no acaba en Orio el proceso. ¿Cómo lo llevaron de Orio a Pasaia?

Fue remolcado por pequeños barcos para trasladarlo de Orio a Pasaia. Hoy en día existen remolcadores que hacen esta tarea, pero en el siglo XVII no había remolcadores por lo que debían amarrar 4-6 barcas al casco del navío y llevar remando a donde fuera. Los marineros de Orio estaban especializados en las tareas de remolque.

El galeón San José se hizo en Gipuzkoa, ¿pero el material utilizado también era de aquí?

Xabier Alberdi en el interior del ballenero que están construyendo en Albaola. Foto: Mendi Urruzuno
Xabier Alberdi en el interior del ballenero que están construyendo en Albaola. Foto: Mendi Urruzuno

Sí, además de la madera todo era de aquí. Seguramente el principal motivo para trasladar la construcción de Errenteria al río Oria fuera algo relacionado con el material. En Usurbil, en el monte Andatza había un bosque de robles del cual se sacaba la madera para la industria naval. Al fin y al cabo, se movía mucha gente alrededor de esta industria: carpinteros (cientos), los que trabajaban en los bosques, los marineros, los agricultores, … Todos bailaban al son de la industria naval.

¿Cuáles son las características del galeón San José?

Tenía una capacidad o volumen de más de 1.000 toneladas. Era realmente inmenso. Los galeones de aquella época eran de entre 600 y 800 toneladas y San José, por su parte, tenía más de 1.000 toneladas (no llegaba a 1.100 toneladas). No he encontrado datos exactos sobre su tamaño, pero por su posible dimensión (con mástiles y todo) lo podemos comparar con una gran iglesia. Por hacer una comparación, el ballenero que estamos haciendo ahora en Albaola es de 200 toneladas, por lo que San José sería cinco veces mayor.

Restos del galeón San José

Restos del galeón San José

¿Qué tiene de especial el navío San José?

Finales del siglo XVII es un periodo muy interesante. ¿Por qué? Porque empezaron a realizar cambios significativos en los galeones. El objetivo de dichas embarcaciones era hacer labores de comercio entre España y América y estaban especializados en transportar oro y plata (de ahí el tesoro que guarda en el interior). Durante gran parte del siglo XVII el monopolio del comercio se centró en Sevilla. Entonces, los barcos que debían comerciar con América debían salir y llegar a Sevilla a través del río Guadalquivir. Debido a las limitaciones del Guadalquivir, no era posible construir grandes barcos. Aun así, a finales del siglo XVII el monopolio del comercio se trasladó de Sevilla a Cadiz, del interior a la costa. Ese cambio supuso el comienzo de la construcción de barcos más grandes, y San José y San Joaquín fueron construidos en esa época de transición.

Por otra parte, el constructor de barcos de Mutriku Antonio Gaztañeta participó en el viaje del San José desde Pasaia a Cadiz, y tras perpetrarse de algunos defectos, realizó algunas modificaciones y reformas pese a que aunque había participado en la construcción.

¿Albaola tiene pensado hacer algo respecto al galeón San José?

Nosotros como Albaola hemos hecho algunos contactos porque nos parece interesante la embarcación en sí. Queremos saber en qué situación se encuentra, que intenciones hay al respecto, y cuales son las intenciones de futuro. En relación a la investigación, nos gustaría participar en la investigación y, si no es así, estar al tanto de los resultados. Tendríamos que reivindicar la influencia de la industria naval vasca en la construcción naval mundial. UNESCO declaró al ballenero San Juan patrimonio mundial, pero dicha declaración debería de recaer sobre toda la industria naval vasca. Realmente, la industria naval vasca es patrimonio mundial y nos corresponde a nosotros reivindicarlo.

Según los expertos el tesoro acumulado en el navío San José puede tener un valor de 18.000 millones de dólares.

Fuente: eitb.eus

Aspectos legales para tener en cuenta sobre el caso del Galeón San José

0

El Galeón San José hace parte de una historia fatídica desde que inició su construcción en el astillero de Usurbil, Guipúzcoa, en 1698, hasta su hundimiento por los ingleses, 10 años después, en 1708, en las costas de Cartagena, mar territorial de lo que entonces era España y ahora es Colombia.

El otrora buque insignia de la Armada española, portador de tesoros cuyo potencial financiero pudo inclinar la balanza de los acontecimientos de su época en territorio europeo, ha sido objeto de mitos y leyendas e incluso varias veces pretexto del Nobel colombiano Gabriel García Márquez para engalanar sus obras.

Pero también ha sido motivo de una historia legal que incluye interpretaciones, leyes y sentencias habidas y por haber.

Estas son 10 cosas que habría que saber a ese respecto:

1. El Estado colombiano autorizó formal y expresamente operaciones en el área de la presunta localización del Galeón San José, de 1980 a 1983, tiempo en el cual reconoció a la compañía estadounidense Glocca Morra como denunciante de especies náufragas en el polígono indicado por ellos. Hablar de piratería en este caso sería obrar con demasiada informalidad.

2. A través de la Armada Nacional (Padilla, 2016, p. 240), el Estado colombiano, basado en pruebas técnicas, admitió en su momento, 1988, que se había confirmado el hallazgo, y corroboró años después, en 1993, a través de un informe oficial, que el “reporte confidencial” de Glocca Morra efectivamente contenía información fidedigna y precisa del lugar de ubicación del naufragio.

3. Por sentencia de la Corte Suprema de Justicia proferida en el 2007, el Estado colombiano reconoció los derechos de propiedad de la compañía Sea Search Armada, compañía estadounidense cesionaria de Glocca Morra, sobre los tesoros a que se refiere el reporte confidencial de febrero de 1982, y confirmó la regla de reparto equitativo 50-50 vigente para ese entonces, dejando a salvo aquello que deba ser considerado patrimonio arqueológico subacuático, que no hace parte del dividendo.

4. El Congreso de la República expidió una Ley de Patrimonio Cultural Sumergido (L. 1675/13). La ley se centra demasiado en el caso del Galeón San José y muy poco en el resto del patrimonio arqueológico subacuático del caribe colombiano, y trae a cuento normas bastante curiosas, como aquellas que ordenan a la Dirección Marítima (Dimar) que no se puede oponer a esa ley (L. 1675, art. 20), o aquella que le otorga el 10 % de los hallazgos al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), como si se tratara de una entidad estatal comisionista (L. 1675, art. 18).

5. El Decreto 1698 del 2014, que reglamenta la Ley 1675, dice en su artículo 20: “El Ministerio de Cultura se abstendrá de suscribir contratos de exploración en los polígonos ya asignados durante el tiempo en que exista otro contrato. No se otorgará más de un contrato o licencia de exploración en el mismo periodo de tiempo a una persona”. Una pregunta surge: ¿La alianza público privada que tramita el actual Gobierno para el rescate del Galeón, y que supone que la empresa norteamericana Sea Search Armada no tiene velas en el entierro, no sería también un obstáculo para la adjudicación de APP a terceros que podríamos llamar paracaidistas? Dada la existencia de la sentencia del 2007, y la Resolución 0354 del 3 de junio de 1982, donde se reconoce a Sea Search Armada como denunciante de los tesoros ubicados en unas coordenadas específicas, ¿podría la administración Santos suscribir el contrato que se ejecutaría sobre un polígono ya asignado?

6. La Ley de Patrimonio Cultural Sumergido aniquiló la iniciativa privada respecto a la posibilidad futura de buscar y localizar patrimonio sumergido, que ahora solo puede explorarse sobre la base de autorizaciones especiales del Estado (L. 1675, art. 10), y nunca bajo la expectativa de tomar parte en el tesoro. Paradójicamente, sin embargo, fijó una regla de rescate de un tesoro hallado con autorización del Estado, que permite pagarle al rescatista hasta con un 50 % del hallazgo, siempre dejando por fuera lo que sea considerado patrimonio arqueológico (L. 1675, art. 15 núm. 2º y 3º), con lo cual nos encontramos ante una absurda e incoherente situación: se eliminaron los “descubridores” de tesoros o cazatesoros, pero se crearon los rescatistas de tesoros, a quienes a la larga no se les paga como a contratistas, sino como a descubridores de tesoros: ¡Con parte de él!

7. Después de la expedición de esa ley, el Gobierno colombiano anunció que había descubierto el Galeón San José, por sí y ante sí, con el mero apoyo de la Armada Nacional, lo que descartaría de plano los derechos de terceros que puedan tener intereses en el mismo hallazgo.

8. Tiempo después, sin embargo, el Gobierno afirmó que no, que quién descubrió el Galeón San José fue una compañía estadounidense aliada del Gobierno colombiano, precisamente WHOI (Woods Hole Oceanographic Institute), lo que también descartaría derechos de terceros, pero creando una situación más compleja: por una parte, porque las leyes estadounidenses establecen duras consecuencias resarcitorias y punitivas para compañías de ese país que atenten contra intereses de compañías connacionales en el extranjero, como puede ser el caso de WHOI atacando comercialmente a Sea Search Armada; por otra, porque ese anuncio sorpresivo implica que WHOI no sería un simple rescatista, sino descubridor y rescatista, lo que lo pone en la pista de reclamar hasta el 50 % del dividendo posible del San José, cuando se suponía que la Ley de Patrimonio Sumergido buscaba suprimir ese escenario.

9. Si bien la Ley de Patrimonio Cultural Sumergido dispuso que “para efectos de la celebración de contratos, todos los datos sobre coordenadas y, en general, sobre la ubicación material de los elementos del Patrimonio Cultural Sumergido, tendrán carácter reservado, estuvieran en poder de quienes estuvieran”, el Gobierno colombiano, vía resolución del ICAHN (Res. 114/15), resolvió declarar secreta la información entera relacionada con el “San José”.

Lo que podía mantenerse bajo reserva eran las coordenadas y la ubicación material de los elementos del patrimonio sumergido, pero nos han puesto en otra situación, y es que nadie tiene acceso a: (i) los datos básicos del originador, así como su experiencia, capacidad técnica e idoneidad, asuntos no sometidos a reserva, (ii) el equipo científico, (iii) las fuentes documentales (salvo las reservadas) y el plan de investigación (metodología, técnicas, recursos financieros, esquema de operación), (iv) el equipo de exploración y (v) el proyecto de exploración. Resulta burlesco que la opinión pública no pueda tener acceso a esa información y que, sin necesidad alguna, se hubiera envuelto el proceso contractual con ese manto de incógnitas y misterios desde el principio.

10. No se necesita una bola de cristal para saber lo que se viene a nivel legal:

– Pleitos entre compañías estadounidenses por competirse deslealmente en el exterior, en este caso en Colombia. Tampoco el hecho de que se busque una pantalla en compañías británicas salvaría la cuestión de la presencia de rescatistas norteamericanos.

– Reclamaciones locales e internacionales de Sea Search Armada contra el Estado colombiano, que se apoyan en jurisprudencia local y en esquemas legales internacionales.

– Posible intervención de la Unesco, a propósito del trato que se le va a dar a un patrimonio de interés universal.

– Reclamaciones de España, que alega, aunque pálidamente, derechos sobre el que antaño fuera uno de sus buques insignia.

– Implicaciones de un fallo esperado del Consejo de Estado que se ha querido presentar de antemano e inexplicablemente como un fallo alineado con los criterios gubernamentales, presentación que, por supuesto, nos parece propagandista y ofensiva para la independencia judicial.

– Estrés político de adjudicar el contrato de rescate del Galeón en plena campaña presidencial del año 2018, como parece que podría ocurrir.

Al final, no puedo dejar de mencionar una preocupación que no es legal: los expertos se quejan de ver que el tesoro del San José pueda terminar exhibido como una guaca, en una bóveda del Banco de la República en Cartagena, en vez de servir a la investigación y conocimiento de un pasado común con Europa.

Autor: Juan Carlos Moncada. Consultor de entidades públicas y de compañías privadas y socio director de Moncada Abogados

Via: https://www.ambitojuridico.com/noticias/constitucional-y-derechos-humanos/diez-aspectos-legales-para-tener-en-cuenta-sobre-el-caso

Un año de la declaratoria del galeón San José, como un Bien de Interés Cultural (BIC)

0

Por: Francisco Muñoz Atuesta

Inexplicable obstinación

El próximo 23 de enero se cumple un año de la declaratoria del galeón San José, como un Bien de Interés Cultural (BIC) de ámbito nacional. ¿Por qué razón no se da inicio a la expedición arqueológica?

La respuesta, en mi opinión, es: la expedición arqueológica del galeón San José no se ha adelantado porque el gobierno Duque persiste obstinadamente, en que esta se tiene que hacer con los “asociados” que trajo el expresidente Juan Manuel Santos; y es por ello que el gobierno “simula” estar enredado en una interminable maraña jurídica que le “ata”, tanto al contratista, como a la abominable Asociación Público Privada (APP); ambos, engendros de la administración Santos.

Es preocupante que hoy día esa vergonzante “APP” del galeón San José, se encuentre vigente. ¡No se le ha cambiado una sola sílaba!, es decir, aún hoy día, esa aberrante “APP” pretende remunerar al originador con parte de la carga, como si la declaratoria del galeón San José como un BIC no existiera o fuera, simplemente, letra muerta. ¡Qué horror!

Debemos tener presente que hace muy pocos días, el director de la Agencia Nacional para la Defensa Jurídica del Estado (ANDJE), dijo en medios de comunicación, que se iba a firmar ese adefesio de “APP” para antes del 31 de diciembre pasado ¡Lo cual por fortuna no pasó!

Ahora, la señora vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, sale a decir que, de aquí a junio de 2021 se hará un cambio de fondo a la “APP”, lo que permitirá al gobierno definir la forma jurídica que tendrá la nueva contratación. ¿Pero qué es esto por Dios?

Si el Gobierno se acercase ligeramente a su deber, cumpliendo con su obligación de salvaguardar y proteger el BIC del galeón San José, acataría que las situaciones jurídicas en curso, discusión o litigio, no afectan ni condicionan dicha salvaguarda, protección o manejo del BIC (Ministerio de Cultura -Resolución 0983 de 20 de mayo de 2010).

¿Cohonesta el alto gobierno contra el patrimonio de los colombianos, permitiendo se dilate la expedición arqueológica del galeón San José, al insistir terca e inexplicablemente, en favorecer los intereses del pasado gobierno y a sus singulares asociados en esa espantosa trama de expolio?

El Gobierno está en mora de cancelar esa tal APP e iniciar sin pérdida de tiempo la expedición arqueológica. Los contratistas de Santos que se vayan a los tribunales, al fin y al cabo, allá van a terminar de todas maneras. Los responsables de la trama, a prisión; y lo que nos queda de nuestro galeón San José, que sea expuesto cuanto antes en la seguridad de su museo en Cartagena de Indias.

¡Deus exaudi nos!

*Veedor nacional del patrimonio cultural

sumergido de Colombia.

Gobierno Santos no podría firmar contrato para recuperar galeón San José: Procuraduría

0

Gobierno Santos no podría firmar contrato para recuperar galeón San José: Procuraduría
Judicial

La Procuraduría General de la Nación le hizo al Ministerio de Cultura varias advertencias antes de que se otorgue el contrato con el que se recuperará el tesoro.

La pelea por recuperar el considerado último tesoro que la corona española pretendía sacar de América, y que un barco inglés hundió hace 309 años, tiene enfrentados a los gobiernos de Colombia y España. Los europeos aprovechan cada oportunidad para criticar el proceso que ha defendido el presidente Juan Manuel Santos: sacar los objetos preciados del mar con una asociación público privada (APP). Por su parte, el ejecutivo colombiano asegura que su único interés es proteger el patrimonio de la Nación. A esta puja se le acaba de sumar la Procuraduría, quizás la única entidad que puede mediar entre ambas naciones para, de una vez por todas, rescatar el tesoro del Galeón San José.

En una carta de cinco páginas, que firmó el propio procurador general, Fernando Carrillo, el Ministerio Público consignó siete puntos claves que debe tener en cuenta el Ministerio de Cultura a la hora de firmar el contrato con la empresa que sacará las piezas, avaluadas en por lo menos US$10 mil millones. El primero de ellos, y quizás el más preocupante, es que el tiempo para firmar el convenio estaría por terminarse. Según la Procuraduría, ni el Ministerio de Cultura ni el jefe de Estado pueden firmar una asociación de este tipo faltando tan solo 100 días para que acabe el período presidencial. Si quisiera hacerlo, de acuerdo con lo que dice la Ley 996 de 2005, debería haber firmado el contrato cuatro meses antes de salir del cargo.

Se trata, en todo caso, de una advertencia alarmante, pues es precisamente Juan Manuel Santos quien ha impulsado la APP. Desde 2015, cuando anunció el hallazgo del galeón, el Gobierno hizo una alianza con la empresa británica Maritime Archaeology Consultins Switzerland AG (MACS) con el fin de empezar la investigación de campo para el rescate del oro, plata y piedras preciosas. Dado que había sido el único participante de la licitación, todo indicaba que serían ellos los ganadores. Sin embargo, a último minuto apareció Géminis Consultores SAS, con la intención de ganarles a los ingleses. El Ministerio de Cultura anunció que ampliarían un mes el proceso para darles la oportunidad de pelear el premio.

La nueva fecha pactada para adjudicar la licitación quedó programada para el próximo 25 de mayo, fecha en la que ya, según la Procuraduría, ningún ente estatal puede firmar un contrato. Otra de las alertas que lanzó el Ministerio Público tiene que ver con el acuerdo de pago que se habría pactado para la APP. Según la carta, las autoridades involucradas en el asunto deben revisar las normas que existen a la hora de reglamentar contratos que, en lugar de negociarse con dinero, se pagan con bienes materiales. En palabras sencillas: que se revise si en el caso del galeón San José es válido pagarles a los contratistas con bienes que se recuperan del fondo del mar, en lugar de con dinero en efectivo.

Aunque la Procuraduría aclara que la negociación de la APP establece que esos bienes para pago no pueden ser del patrimonio de la Nación, es claro que el llamado de la Procuraduría apunta a evitar un saqueo de lo encontrado por parte de cazatesoros, que abundan en casos como este. A esta problemática también se han referido varios estudiosos del tema que temen que Colombia pierda lo que las altas cortes del país ya han ratificado como bienes de la Nación. Esta semana, precisamente, el Consejo Consultivo Científico y Técnico de la Unesco emitió una resolución en la que acusa al gobierno de Santos de feriar el tesoro. Una acusación que coincidió con un reportaje publicado por el diario español ABC, en el que se analizaron los intereses ocultos en la APP.

“Los despojos del galeón San José serán objeto de reparto con los cazatesoros y después su huella desaparecerá en un entramado de empresas que conduce a un paraíso fiscal bajo dominio británico como son las Islas Caimán”, dice la publicación periodística, que se basó en una investigación desde 2015 para sustentar sus argumentos.

A la Procuraduría, además, le preocupa el hecho de que hasta esta semana solo hubiera un participante en la licitación y llamó la atención del Ministerio de Cultura en su carta para que reconsiderara a otros oferentes. En este sentido, el Ministerio Público también mencionó la necesidad de hacer de este proceso un evento público, pues así está previsto en la Constitución.

Lo único que no puede ser público en este caso, dice la carta, son las coordenadas y especificaciones de los elementos del patrimonio cultural sumergido. Además del llamado para imponerle transparencia a la licitación, la Procuraduría agregó otra observación. Para el Ministerio Público, la Presidencia y el Ministerio de Cultura deben tener en cuenta desde ya las implicaciones jurídicas que la adjudicación de la APP podría traerle a Colombia. Por eso, la recomendación del procurador es que se establezca una estrategia con la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, para estar preparados ante cualquier acción judicial que pueda impactar el ritmo de la ejecución del proyecto.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte de España, Íñigo Méndez de Vigo, es uno de los delegados del gobierno español que con más ímpetu han tratado de mediar con Colombia para que a España se le reconozcan derechos sobre la embarcación. Hace dos días, el funcionario aprovechó la firma de un acuerdo de cooperación cultural con México para reiterar sus críticas al manejo que el gobierno Santos le ha dado al galeón San José. Recordó el pronunciamiento de la Unesco, pero su molestia fue aún mayor cuando se enteró de que la empresa que tiene más probabilidades de quedarse con la APP es de origen inglés. Eran ingleses quienes en 1708 hundieron el preciado tesoro. El próximo 25 de mayo podría resolverse, por fin, el responsable de sacarlo a la superficie.

Via: El espectador

MAC expone su metodología para el rescate del Galeón San José

0

Maritime Archaeology Consultans expone su metodología para el rescate del Galeón San José

En su sitio web la Maritime Archaeology Consultans única empresa proponente para el rescate expone su metodología y arqueología en su sitio web donde explican qué se usará en caso de que el Gobierno de Colombia de vía libre a la alianza público privada que al momento de esta publicación se encuentra suspendida y a la espera de modificaciones por parte del presidente electo Ivan Duque y el equipo del ministerio de cultura e icanh.

Para rememorar hay que recordar que las primeras investigaciones arqueológicas submarinas comenzaron a principios de la década de 1950, desde esa entonces los arqueólogos han desarrollado completamente las técnicas necesarias para explorar y excavar sitios arqueológicos subacuáticos. Dada la limitación de profundidad de los equipos de buceo, las investigaciones de yacimientos arqueológicos subacuáticos se han limitado principalmente a aguas poco profundas.

La Maritime Archaeology Consultans dice que garantizará los más altos estándares de conservación posibles, financiará, construirá y operará un laboratorio de conservación donde se tratarán todos los artefactos recuperados.

Afirman también que han contratado los servicios de York Archaeological Trust del Reino Unido para diseñar y administrar las instalaciones.

Programa de conservación de lo que se encuentre de la extracción del San José

La MAC dice que el programa de conservación seguirá los principios éticos  de conservación arqueológica, en particular en la intervención mínima para lograr la recuperación de la cantidad máxima de información, además de procesos de reversibilidad, es decir, el tratamiento de conservación se puede revertir en una fecha posterior si es necesario, sin dañar el artefacto en cuestión, dicen también que solo se usarán consolidantes y materiales de grado de conservación para evitar el daño continuo a los artefactos sometidos a tratamiento.

Además la MAC afirma que no se realizará ninguna restauración a los artefactos. Cuando las áreas faltantes necesitan ser reemplazadas (es decir, proporcionar soporte físico para evitar daños continuos), las reparaciones se efectuarán utilizando los materiales adecuados y el color adecuado para que la nueva reparación permanezca claramente visible y no se induzca al público a creer que el artefacto está intacto y completo, se preparan planes escritos de conservación para cada clase de artefacto / tipos de materiales antes de comenzar el tratamiento de intervención, se considerarán debidamente los futuros análisis y potencial de investigación, garantizando que los tratamientos de intervención no prohíban la investigación en una fecha posterior. El potencial de investigación debe discutirse con las partes interesadas antes de que comience la conservación interventiva.

Se producirá un registro de conservación para cada objeto sometido a tratamiento y se tomarán imágenes digitales (incluidas escalas fotográficas) antes y después de la conservación. MAC utilizará un sistema de base de datos para registrar todos y cada uno de los artefactos recuperados del naufragio.

Los objetos compuestos, es decir, aquellos artefactos construidos a partir de dos o más materiales (típicamente madera y hierro) se tratarán caso por caso y se priorizarán para el tratamiento cuando sea necesario. Los factores que influyen en su tratamiento de conservación incluyen la singularidad del artefacto y las necesidades de conservación de cada uno de los tipos de materiales presentes.

No se iniciará ninguna intervención física en concreciones marinas recuperadas hasta que hayan sido sometidas a radiografía para identificar lo que está contenido dentro de la masa concretada. Las imágenes de rayos X resultantes determinarán las etapas de conservación posteriores.

MAC usará vehículos teledirigidos (ROV)

Los ROV fueron desarrollados originalmente hace más de medio siglo por la Marina de los EE. UU. para localizar armas y barcos perdidos en profundidades que superan el alcance de los buzos, ahora son comúnmente utilizados por las marinas y compañías de petróleo y gas del mundo para la construcción y exploración en aguas profundas. Desde finales de la década de 1980, los ingenieros y arqueólogos han avanzado desde la simple inspección visual y la remoción aleatoria de artefactos, hasta un completo desarrollo en excavaciones robóticas de naufragios en aguas profundas.

Vehículo teledirigidos (ROV), imagen tomada de Marinearchaeology.ch
Vehículo teledirigidos (ROV), imagen tomada de Marinearchaeology.ch

MAC dependerá principalmente de los ROVs para llevar a cabo la inspección, el mapeo y la excavación del naufragio. Los ROVs son robots submarinos conectados a un barco en la superficie por un largo cordón “umbilical” que les permite enviar imágenes en tiempo real a la sala de control del barco. Cada ROV está equipado con varias hélices para guiarlo a través del agua y superar las corrientes. Un piloto del ROV en el barco dirige y opera el ROV, cuidadosamente, alrededor del sitio del naufragio y siempre bajo la dirección de un arqueólogo.

Los ROVs de MAC están equipados con sonar para mapeo, sensores para recopilar datos, brazos de manipulación para tomar muestras, e incluso para recoger y excavar con cuidado objetos frágiles. Con su control de precisión y potentes herramientas, los ROV de MAC llevarán a cabo una variedad de tareas de precisión importantes para el reconocimiento del naufragio. En la siguiente fase, el equipo humano de los ROVs de MAC realizarán una excavación de los artefactos históricos del San José de una manera arqueológica controlada y rigurosa. Los ROVs estarán equipados con una manguera que produce chorros de agua o de succión para eliminar sedimentaciones, de modo que los arqueólogos puedan acceder a los objetos que se encuentran debajo y exponer las maderas que están tapadas por depósitos de sedimentos.

Durante la excavación, los sistemas de los ROVs de MAC recopilarán el mismo nivel de información de una excavación en tierra, utilizando:

  • Cámaras de alta resolución
  • Cámaras fijas de alta resolución
  • Iluminación
  • Un sistema de referencia de posicionamiento acústico LBL para identificar la ubicación exacta del ROV. Esto se combina con sensores de posicionamiento en los brazos del manipulador para garantizar la exactitud de posicionamiento en cm para cada artefacto recuperado
  • Cámaras para fotomosaicos 3D para documentar el proceso de excavación
  • Succionadores arqueológicos para la remoción detallada de sedimentos
  • Manguera con boquilla ventosa para recuperación de artefactos
  • Toda la información se registrará por medio de un sistema avanzado de base de datos desarrollado específicamente para proyectos de arqueología.
  • Esto asegura que todos los datos arqueológicos queden almacenados y estén disponibles para el futuro. Todo el proyecto de MAC se publicará con los más altos estándares posibles.
Plataforma mecanizada, imagen tomada de Marinearchaeology.ch
Plataforma mecanizada, imagen tomada de Marinearchaeology.ch

MAC tiene la intención de utilizar una plataforma arqueológica mecanizada de soporte de excavación para ayudar a proporcionar el mayor grado de precisión en las operaciones. Esta técnica fue pionera en un naufragio del siglo XVIII ubicado en el Mar del Norte. MAC tiene la intención de utilizar el mismo equipo y la misma metodología en la excavación del San José. La plataforma arqueológica mecanizada actúa como una guía para que los ROVs recuperen artefactos históricos con precisión y cuidado, minimizando el riesgo de daños y simultáneamente registrando su ubicación exacta en el naufragio.

La metodología de MAC para la arqueología del San José requiere que el ROV se acople a la plataforma arqueológica mecanizada para reducir los riesgos de libre navegación del ROV cerca de objetos frágiles y para reducir el impacto de la corriente sobre él. Incluso en aguas profundas puede haber corrientes fuertes o impredecibles.

El ROV se estaciona solo a unos pocos centímetros por encima del yacimiento y recoge artefactos utilizando sus delicados brazos manipuladores. El piloto del ROV en el buque de excavación utiliza una palanca de mano (joystick) para colocarlos en cestas en el fondo marino para su futura recuperación. La plataforma de acoplamiento del ROV puede moverse en todas las direcciones sobre la plataforma arqueológica mecanizada mediante el uso de ruedas dentadas motorizadas, de modo que el ROV pueda acceder a toda el área del naufragio que está dentro de la plataforma. Por lo tanto, nuestra plataforma arqueológica mecanizada proporciona un excelente control de posicionamiento para el ROV y permitirá a los arqueólogos excavar el sitio del San José con gran precisión, de modo que se pueda extraer la mayor cantidad de datos de investigación al mismo tiempo que se asegura el manejo cuidadoso de los artefactos para ser recuperados posteriormente a la superficie.

Sistema de posicionamiento

Con el fin de llevar a cabo una operación de precisión en el fondo marino interconectado con el sistema de posicionamiento dinámico del barco y los ROVs, MAC utilizará herramientas de posicionamiento acústico de última generación. Los transpondedores en los ROVs y en el fondo marino emiten señales de sonido entre sí para permitir a los investigadores de MAC rastrear la ubicación exacta de los ROVs en el sitio del naufragio y registrar las ubicaciones precisas de los objetos del naufragio. El barco en superficie está equipado con Sistemas de Posicionamiento Global Diferencial (DGPS) que proporcionan una precisión mucho mayor que las señales de GPS estándar.

Para alcanzar las precisiones necesarias para los registros arqueológicos de calidad, que son tan detallados en términos de unos pocos centímetros, MAC utilizará datos DGPS para posicionar los ROVs y las herramientas de excavación, junto con la información de posicionamiento de la plataforma arqueológica mecanizada, los brazos del manipulador y la fotogrametría 3D.

Fotogametría en 3D

La fotogrametría es una técnica de medición tridimensional de coordenadas que utiliza fotografías para construir un modelo de las características de un paisaje submarino o, en el caso del San José, un naufragio. Al tomar múltiples fotografías a través de los ROVs, el paquete de fotogrametría de MAC puede producir un modelo 3D completo del sitio de un naufragio. Los modelos se pueden usar para comparar el progreso de la excavación a lo largo del tiempo entre los diferentes modelos y permiten a los científicos comprender la construcción y los restos del naufragio con mayor claridad.

Via: MAC http://marinearchaeology.ch/es

Juan Manuel Santos suspende términos del proceso rescate del Galeón San José

0

Santos suspendió licitación para recuperación del Galeón San José

En rueda de prensa hoy lunes 23 de julio el Presidente saliente Juan Manuel Santos dijo que la exploración de este patrimonio será responsabilidad del próximo gobierno

Por respeto a las instancias judiciales, al estado de derecho y garantizando la seguridad jurídica de todos los sujetos que aquí han intervenido, he tomado la decisión de suspender los términos del proceso en curso“, aseguró Santos.

Además, el mandatario indicó que la demanda que tiene una solicitud de medidas cautelares busca dilatar el proceso de exploración.

Sin embargo, las iniciativas de los ciudadanos preocupados, que han adelantado una acción popular, dilató este proceso. Estamos seguros de haber dado sólidos argumentos jurídicos sobre las pretensiones de esa demanda“, dijo.

“Hoy 23 de julio, como ustedes saben, es la fecha de cierre y posible adjudicación de la Alianza Público Privada. El Tribunal aún no se pronuncia sobre las medidas cautelares”, sostuvo Santos.

Entretanto, le exigió a la Procuraduría que proteja la información sensible que tiene del Galeón, en especial sus coordenadas, para evitar un daño a la seguridad nacional.

“Solicito a la Procuraduría General de la Nación que observe el carácter confidencial y de reserva de esta información, y que su manejo sea acorde con la seguridad y soberanía nacional”, manifestó.

“Generamos un modelo para que los enormes recursos económicos necesarios para cumplir con esta responsabilidad pudiesen ser invertidos, a cero costo para el Estado. Es un logro que hubiese querido dejar firmado en mi gobierno”, agregó.

El galeón San José fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708 en las cercanías de Cartagena de Indias, hacia donde se dirigía cargado con cerca de 11 millones de monedas de ocho escudos en oro y plata que había recogido en la feria de Portobelo (Panamá), según las crónicas de la época.

El 4 de diciembre de 2015 el presidente Juan Manuel Santos anunció que la embarcación había sido hallada en el fondo del mar Caribe, tras haber despertado durante siglos las ensoñaciones de cazadores de fortunas que imaginaban el tesoro perdido bajo las aguas.

Desde el hallazgo han surgido disputas entre España y Colombia por la titularidad del Galeón, ya que el país europeo argumenta que la Unesco le ampara como “un barco de Estado”.

Puedo asegurarles que está completo, no ha sido saqueado, nadie ha tenido acceso a él

Satos afirma que la historia del Galeón San José quedará consignada en el museo en Cartagena y que será financiada cien por ciento por el originador.

Resolución 2493 de 23 de julio de 2018.

Resolución 2493 de 23 de julio de 2018.
Resolución 2493 de 23 de julio de 2018.

 

Caso contra APP del Galeón San José iría al Consejo de Estado

0

El día de ayer se conoció que el Tribunal Administrativo de Cundinamarca falló en contra de la acción popular instaurada en 2018 por el exmagistrado Cesar Duarte Acosta, la cual pretendía que el Gobierno desistiera de su intención de rescatar el tesoro del Galeón San José a través de una Alianza Público Privada (APP), el cual se encuentra en las profundidades de la bahía de Cartagena.

Por ello desde la Veeduría Nacional del Patrimonio Cultural Sumergido de Colombia (VNPCS), coadyuvante de la acción popular, se indicó que el proceso se llevaría entonces ante el Consejo de Estado.

Consideramos que el fallo del Tribunal va en contra de los intereses colectivos, entonces apelaremos la decisión ante el Consejo de Estado, después podremos acudir a tribunales internacionales que es nuestra verdadera meta”, indicó Francisco Muñoz, representante de la VNPCS.

Las pretensiones

Dentro de las pretensiones de la acción popular, se encuentran principalmente:

– Ordenar al Ministerio de Cultura y al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) abstenerse de continuar con el trámite contractual de la APP para el rescate del Galeón San José.

– Que los demandados evalúen científicamente y de la mano de arqueólogos idóneos, el contexto arqueológico del Galeón San José, su valor cultural a priori y la aplicación del principio de indivisibilidad o unidad al caso.

– Que sea el Estado el encargado de llevar a cabo las actividades de exploración, intervención, aprovechamiento económico y preservación del patrimonio cultural sumergido del Galeón San José.

– Ordenar a los accionados excluir cualquier posibilidad de celebrar contrato con un privado bajo la modalidad de APP, con la cual se acuerde el pago con un porcentaje de los bienes extraídos del contexto arqueológico correspondiente al Galeón San José o según criterios financieros sobre su valor.

– Que en caso de que el Estado no cuente con medios para adelantar las actividades del rescate, se realice el proceso de contratación mediante la modalidad de licitación pública pero que de cualquier modo no se permita como forma de pago un porcentaje de los bienes extraídos del Galeón.

– Que la Procuraduría General de la Nación ejerza especial vigilancia preventiva sobre este caso.

La posición del Gobierno

La vicepresidente Martha Lucía Ramírez ha indicado en diversas ocasiones que la forma de pago sugerida por el expresidente Juan Manuel Santos en 2015 que pretendía entregar parte del tesoro rescatado no es una opción que contempla el gobierno de Iván Duque, y que además tras la declaratoria del Ministerio de Cultura de considerar al Galeón Bien de Interés Cultural ya esto resulta imposible.

Para el actual Gobierno, esta fórmula de pago (la sugerida por el expresidente) es inaceptable, lo que está en el Galeón San José puede tener gran valor económico, pero antes que nada, todas y cada una de las piezas que se rescaten son de enorme e incomparable valor cultural e histórico para Colombia y para el mundo”, dijo la vicepresidenta el año pasado durante una visita a Cartagena.

Sin embargo aclaró que la APP para el rescate de la embarcación se reanudaría pero que los gastos correrían por cuenta del Gobierno.

Bien de Interés Cultura

El Galeón San José fue declarado Bien de Interés Cultural a través de la Resolución 0085 del 23 de enero de 2020 tras cumplir con criterios de representatividad, singularidad, conservación e importancia científica y cultural que así lo determinan.

Fuente: https://www.eluniversal.com.co/cartagena/caso-contra-app-del-galeon-san-jose-iria-al-consejo-de-estado-DB3113445