viernes, febrero 3, 2023

Noticias

Inicio Noticias
Noticias del Galeón San José

Carga de Oro del galeón San José sería de 167 toneladas

0

Oro del galeón San José sería más del producido en Colombia durante el año pasado

Algunos expertos elevan la cifra a 167 toneladas de oro transportadas por el navío, un cuarto de las exportaciones totales el año pasado.

A finales de 2015, Juan Manuel Santos anunció al mundo que el galeón San José y el tesoro que transportaba antes de su hundimiento en 1708 fue hallado en aguas colombianas, cerca de Cartagena, producto de la Guerra de Sucesión española. Desde entonces, se ha especulado sobre los objetos de alto valor que transportaba la embarcación, misterio que fue atizado de nuevo con las imágenes reveladas por el gobierno de Iván Duque, la semana pasada.

Hace más de 310 años, el navío partió de Portobelo con 6,17 millones de monedas de oro: el restante (5,8 millones de monedas) iban en el San Joaquín, según estimaciones de la Escuela Naval Almirante Padilla. Además, se calcula que el barco transportaba piezas de oro para el culto como cálices, lámparas, campanillas e incensarios.

Si en los mares de hoy en día todavía navegaran los galeones, la construcción de estas embarcaciones costaría entre $500 y $2.000 millones, según Jorge Bendeck Olivella, autor del libro “El galeón perdido, ¿dónde está el San José ?”. El experto asegura que algunos historiadores estiman el precio del tesoro hundido entre US$100 y US$500 millones y que, incluso, otros hablan de US$10.000 millones, aunque se trata de “una cifra sin fundamento”.

Los cálculos de la Escuela Naval Almirante Padilla indican que ese sería el precio actual del tesoro que transportaba el San José: US$10.000 millones, cifra que representa la mitad de las exportaciones totales de combustibles e industrias extractivas (US$19.685 millones) durante el año pasado y un cuarto de las exportaciones totales (US$41.224 millones). Según la ACM, en Colombia se produjeron 70 toneladas de oro en 2021, 97 toneladas menos de lo que, supuestamente, contenía el galeón. Con este precio estimado, la deuda externa podría reducirse de US$175.106 a US$165.106 millones.

Lo cierto es que los expertos aseguran que se trata de cifras especulativas y es difícil dar un precio al tesoro. “En realidad son precios inestimables. Los galeones estaban cargados con monedas de oro, seguramente de pagos de impuestos de cualquier tipo que iban hacia las coronas en Europa. El San José iba hacia España”, aseguró Wilson Pabón, docente universitario y doctor en historia.

El experto añadió que es difícil hablar de dinero porque se trata de patrimonios sumergibles, cuya extracción del agua implicaría un daño a los tesoros por haber estado 314 años sumergidos en agua salada. “Como son monedas, no necesariamente se funden para hacer lingotes de oro: el tesoro debe quedar tal cual”, agregó. La historia del galeón y su larga búsqueda ha valorizado otros objetos diferentes al tesoro original. Pabón aseguró que en los videos expuestos por el gobierno colombiano también se pueden apreciar elementos como vasijas. “Podríamos encontrar, seguramente, armamento español y armaduras de soldados: estos navíos eran atacados frecuentemente por piratas y embarcaciones de otros reinos”, agregó.

Fabián Cárdenas, docente de la Universidad Javeriana, afirma que muchos de los tesoros son invaluables y serían objeto de peritajes de expertos para determinar una posible demanda, aunque muchos de ellos no podrían ser comercializados.

“La importancia de los nuevos hallazgos es, sobre todo, de índole cultural, patrimonial, arqueológica e histórica”, aseguró el experto.

Colombia tiene una disputa actualmente con España y Estados Unidos por el descubrimiento del Galeón San José y su tesoro. En primer lugar, España reclama ser dueño del navío y los elementos que han estado bajo el agua durante tres centurias, mientras que Colombia pelea su tenencia porque el hundimiento del Galeón se dio en aguas territoriales del país. “Los estadounidenses lo están pidiendo porque para encontrar el galeón se contrató una empresa, que ha hecho este trabajo durante mucho tiempo”, aseguró Pabón. El experto agregó que Estados Unidos pide una tajada del tesoro de la embarcación tras suscribir un contrato con el gobierno colombiano.

El país tiene vacíos regulatorios en cuanto a patrimonios subacuáticos: el país no ha firmado convenciones importantes sobre la protección de este tipo de descubrimientos. “Colombia no hace parte de la Convemar y no firmó una convención de Naciones Unidas de 2001 para la protección del patrimonio cultural subacuático”, aseguró Cárdenas.

El futuro del galeón y sus riquezas no es seguro todavía y los expertos apuntan a que no podrá ser expuesto en ningún lugar; cabría la posibilidad también de que se estudien algunos de los objetos que sean sacados y rescatados del fondo del mar, que posteriormente serían puestos en un museo. Se espera que la disputa por los restos del barco y su oro sea larga y jurídicamente compleja.

Via: https://www.larepublica.co/economia/oro-del-galeon-san-jose-seria-mas-del-producido-en-colombia-durante-el-ano-pasado-3381860

MAC advierte que hallazgos anunciados por el Gobierno son de 2015

0

Roger Dooley, el hombre que entregó las coordenadas que permitieron el hallazgo del Galeón San José en aguas del Caribe, se pronunció sobre los nuevos hallazgos anunciados por el Gobierno.

Roger Dooley

La W Radio Colombia conoció en primicia que Roger Dooley, el hombre que entregó al expresidente Juan Manuel Santos las coordenadas que permitieron el hallazgo del Galeón San José en aguas del Caribe, se pronunció sobre los nuevos hallazgos anunciados por el Gobierno Nacional el pasado 6 de junio.

A través de una carta, Dooley advirtió que estos hallazgos anunciados son dos pecios (restos de una nave que ha naufragado) que la empresa Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG (MAC) localizó el 27 de noviembre de 2015.

Como observamos que no era el SJ (Galeón San José), continuamos con nuestra búsqueda y al día siguiente confirmamos que habíamos encontrado la capitana”, escribió Dooley, quien a su vez precisó que estos hallazgos no están cerca del San José.

Como prueba, Dooley proporcionó a este medio las fichas técnicas de ambos hallazgos, en los que se detallan la fecha, la profundidad y la posición geográfica.

En su misiva, Dooley agregó:

“(Es) inconcebible que el presidente de Colombia diga que fue en el “2016 cuando se logró ubicar el galeón”.

El anuncio del Gobierno Duque

El pasado 6 de junio, el presidente Iván Duque, en compañía del ministro de Defensa, Diego Molano y hombres de la Armada Nacional, anunció nuevos hallazgos sobre el Galeón San José.

Según el mandatario, gracias a la nueva tecnología y equipos especializadas del obtuvieron imágenes inéditas de lo que hay en el fondo del mar.

“Hemos encontrado ya dos embarcaciones adicionales. Una embarcación que es del período colonial y otra que desde el punto de vista de análisis preliminar corresponde el Período Republicano de nuestra historia. Tenemos también antecedentes de alrededor de una decena de embarcaciones similares que serán ubicadas por parte de nuestra Armada nacional eso muestra no solamente que las capacidades que tenemos hoy son robustas en lo que nos permite llegar a proteger todo ese patrimonio sumergió”, dijo el jefe de Estado.

Via: https://www.wradio.com.co/2022/06/08/galeon-san-jose-mac-advierte-que-hallazgos-anunciados-por-el-gobierno-son-de-2015/

 

Problema de fondo del Galeón San José

0

Francisco Hernando Muñoz Atuesta, veedor nacional del patrimonio cultural sumergido de Colombia, ha entablado hasta el momento tres acciones legales contra el proceso de contratación del proyecto de intervención del galeón Señor San José, la primera dio pie para que el gobierno detuviese dicho proceso “hasta por dos meses”, mientras se conoce la decisión que tomará el Tribunal; una vez este se pronuncie, se establecerá un nuevo cronograma para reactivación del cuestionado proceso de contratación. Otras dos solicitudes radicadas se encuentran a portas de entrar al despacho del Magistrado, que podrían prolongar el mencionado proceso de contratación por un tiempo adicional aún indeterminado.

“Considera esta Veeduría, que la “pausa” establecida por parte del gobierno “hasta por dos meses” no pretende en ningún momento revisar el proceso ni darle el manejo que merece un Bien de Interés Cultural de estas dimensiones, sino más bien, superar los inconvenientes legales y proseguir el mismo como viene planteado en los cuestionados pliegos de condiciones, que pretenden repartir este patrimonio único e irrepetible, entre el gobierno nacional y una firma extranjera, que en la parte correspondiente a los metales preciosos (oro y plata), se hará “al peso”, como si fuese chatarra, sin tomar en cuenta el valor histórico, cultural y numismático de los mismos, que le otorgan un precio de mercado infinitamente superior, lo que no es más, que un vergonzoso asalto al patrimonio cultural de la nación.

Sabido es que el problema de fondo del galeón Señor San José, es un asunto sumamente complejo, cuyo manejo el gobierno ha complicado en gran medida; y es oportuno advertir, que si esto avanza como viene planteado, se va a enredar mucho más, acarreando irreparables daños a la Nación.

El nuevo Presidente de la República, manifestó en campaña sobre este litigio:

“Ese proceso tiene que esclarecerse bien, yo creo que hay muchas dudas que están empezando a surgir en torno a ese proceso que me parece vergonzoso y yo creo que eso se tiene que aclarar, y además, yo creo que también es muy importante que el manejo que se le da a ese tipo de hallazgos tiene que tener, primero, una concordancia con el derecho internacional que regula esas materias y lo otro, que además, aceptemos que es un patrimonio, que si bien nos corresponde a nosotros desarrollarlo, es un patrimonio también de la humanidad que tenemos que buscar cómo, se lo ofrecemos a la humanidad desde nuestro territorio, no sé si haciendo un gran museo en la costa caribe, pero además un museo que pueda tener hermandad también con los grandes museos de la propia España y eso darlo a conocer ante el mundo por el beneficio de Colombia”.

Los objetivos que pretende alcanzar la Veeduría nacional del patrimonio cultural sumergido de Colombia, ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en pro de la defensa del patrimonio cultural de todos, son:

1. Que el gobierno de Colombia declare el GSSJ como un Bien de interés cultural -BIC-, bajo los lineamientos de la ley 1185 de 2008, activando su salvaguardia como una unidad indivisible, inalienable, imprescriptible e inembargable, en consonancia con los superiores artículos 63 y 72 de la Constitución.

2. Que el plan de intervención del GSSJ sea un proyecto de Nación, iniciativa pública de exclusivo carácter científico y cultural, el cual debe ser conducido directamente por el Estado colombiano en todas sus actividades: Exploración, identificación, preservación y divulgación; donde Colombia como nación soberana, propietaria absoluta de este singular e irrepetible BIC, con colaboración internacional, vincule los mejores profesionales en cada materia, para que este proyecto sea admirado a nivel mundial, generando identidad y sentido de pertenencia sin precedentes entre los colombianos.

Señor Presidente Iván Duque Márquez: Colombia y el mundo NO ESPERAN MENOS DE USTED, ordene la declaratoria del galeón Señor San José, como lo que indiscutiblemente es, un Bien de Interés Cultural, que todos queremos apreciar cuanto antes expuesto completo, en su espléndido museo en Cartagena de Indias, su entorno perfecto, honrado y respetado en su real majestad”.

Sigue a Francisco Munoz Atuesta en Twitter: @franciscomunoza y en Youtube en el siguiente canal: https://www.youtube.com/user/Mrfranciscomunoz7/videos

Sus vídeos sobre historia del Galeón San José:

Nuevas imágenes inéditas del Galeón San José, se confirma que no se ha intervenido

0

El presidente Iván Duque anunció nuevos hallazgos importantes sobre el galeón San José. En una transmisión en vivo informó que se obtuvieron imágenes inéditas que fueron obtenidas gracias a equipos especializados de la Armada Nacional.

El mandatario explicó que se hallaron dos barcos nuevos, uno perteneciente a la época colonial.

Video presentado por la Oficina de la Presidencia de la República de Colombia:

Consejo de Estado niega solicitud de medidas urgentes Galeón San José

0

El Consejo de Estado le negó al historiador Francisco Muñoz una solicitud de medidas urgentes sobre la emblemática embarcación, la cual según expertos, podría haber sido manipulada años atrás. El Gobierno dice que la seguridad del Galeón está verificada.

Para el historiador Francisco Muñoz, veedor nacional del patrimonio cultural sumergido en Colombia, “el país ha manejado el tema del Galeón San José de la peor manera”. Sostiene que la codiciada embarcación, la cual duerme cerca de las Islas del Rosario desde 1708, habría sido objeto de intrusiones, lo cual está prohibido en la fase de exploración anunciada por el Gobierno desde su descubrimiento en 2015. Ante el Consejo de Estado, Muñoz presentó una solicitud de medidas cautelares de urgencia, pero le respondieron que no tiene cómo probar su denuncia. El Espectador conoció, sin embargo, que llevó su petición a una segunda ronda y entregó lo que considera pruebas irrefutables sobre la manipulación.

Al Galeón San José lo hundieron corsarios ingleses cuando partía rumbo a Cádiz, en la actual España, con monedas de oro acuñadas en América, tinajas y botellas de vino y hasta piezas de porcelana china. Un tesoro avaluado en US $10.000 millones, del cual han querido echar mano cazatesoros norteamericanos y el propio gobierno ibérico. Es un bien de interés cultural nacional, por lo cual el proceso de recuperación no se financiará con sus mismas piezas. El veedor Muñoz acompaña una acción popular que cursa en segunda instancia en el Consejo de Estado, cuyo objetivo central es eliminar la posibilidad de que el rescate quede en manos de una asociación público-privada.

La acción popular fue negada en julio de 2020 por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Ahora, el caso está en manos del Consejo, ante el cual Muñoz insiste en solicitar medidas cautelares de urgencia, dado que tendría nueva prueba que puede ser valorada en el expediente central. Busca que el Gobierno entregue un informe detallado sobre la totalidad las acciones realizadas para proteger la zona con el fin de evitar saqueos. Además, pide la conformación de un Comité de Vigilancia, integrado por la Procuraduría y la red universitaria de patrimonio cultural sumergido, conformado por arqueólogos y especialistas multidisciplinarios de 10 centros educativos nacionales.

Entre la considerada nueva prueba por Muñoz está un video académico que reposa en las cuentas oficiales de la Universidad del Norte. Se trata del material “Una evaluación científica al Galeón San José”, de hace un año, presidido por el Coordinador del Laboratorio de Arqueología, Juan Guillermo Martín. “Los únicos datos presentados por el Gobierno son las imágenes de la exploración que se hizo en 2015. Y después las imágenes que serían de 2016, publicadas en 2018. Con las fotos se realizó un mosaico del lugar principal donde están las evidencias. Lo que muestra la comparación de los datos, entre 2015 y 2016, es que hubo una intrusión”, argumentó Martín a este diario.

En la muestra académica participó el arqueólogo mexicano Rodrigo Pacheco, doctor de la Universidad de Southampton (Inglaterra) y experto en arqueología marítima. Ha trabajado para el gobierno búlgaro para desentrañar los misterios de embarcaciones griegas de hace 2.000 años. “El Galeón está en un ambiente a 600 m de profundidad. Rara vez se va a poder reflejar a ese nivel de cambios — dijo al comparar las imágenes de 2015 y 2016 —. Mi experiencia en diferentes contextos sugiere que esto no sucede en tiempos de un año”, señaló. Según su valoración, el sedimento que cubre algunas de las piezas, como vasijas del Galeón, parece haber sido manipulado.

En una reciente columna, el exfiscal Néstor Humberto Martínez dijo que, mientras no haya un norte sobre el rescate, “estará expuesto a su vandalización”. Martínez fue miembro de la Comisión de Especies Náufragas, a la que en 2015 el investigador estadounidense Roger Dooley entregó las coordenadas del histórico hallazgo, según el Gobierno. Dooley trabaja para Maritime Archeology Consultans (MAC), empresa suiza contratada en la administración de Juan Manuel Santos para encontrar el Galeón y que tendría la primera opción para quedarse con la oferta contractual del rescate. La asociación público-privada está vigente en SECOP y prevé la creación de un museo.

MAC, de hecho, se pronunció sobre la solicitud de medidas cautelares del veedor Muñoz. Señaló que sus denuncias no son urgentes e “indicó que los escritos presentados carecen de toda pertinencia, soporte fáctico y probatorio, además de resultar ‘absolutamente superfluos’”, se lee en el expediente. La vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, la cual le respondió un derecho de petición a Muñoz en noviembre pasado, explicó que “la custodia del hallazgo está a cargo de la Armada Nacional, por lo que el Gobierno asegura vehementemente que la seguridad física del mismo se encuentra plenamente garantizada”.

La recuperación del Galeón San José, aparte, parece ir en contracorriente desde lo contractual. A finales de 2021, La Agencia de Defensa Jurídica del Estado (Andje) pidió al Ministerio de Cultura cerrar el proceso para contratar la asociación, proyecto colgado en SECOP desde 2018. Todo porque el barco fue declarado patrimonio nacional y, por tanto, está prohibido usar la principal fuente de financiación pensada: los mismos tesoros. La acción popular acompañada por Muñoz busca en esencia lo mismo y sumar a las decisiones más importantes a la comunidad científica. La veeduría pide respuestas y espera, desde una perspectiva académica, que las fantásticas piezas sean tesoros de un museo nacional y no moneda de cambio de privados.

Via: https://www.elespectador.com/judicial/galeon-san-jose-consejo-de-estado-niega-solicitud-de-medidas-urgentes-noticias-hoy/

Sea Search Armada pide indemnización en proceso del galeón San José

0
Sea Search Armada
Jack Harbeston, the managing director of the salvage firm Sea Search Armada, shows the location of the Spanish galleon San Jose as he poses for a portrait, Thursday, May 24, 2007 at his house in Bellevue, Wash. Sea Search Armada has been involved in a 20-year legal battle against Colombia's government, over claims to the Spanish galleon San Jose's loot, that has been lying on the ocean floor off Colombia for three centuries. (AP Photo/Andrei Pungovschi)

A través de una carta enviada al presidente Iván Duque y a la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez, la empresa Sea Search Armada (SSA) le dice al Gobierno nacional que ratifica la propuesta de renunciar al dominio que le concedió la Corte Suprema en sentencia de 5 de julio de 2007 sobre el 50 % del tesoro del San José, a cambio de una “indemnización razonable”.

Sea Search Armada se permite ratificar su propuesta del pasado 20 de diciembre de intentar una solución en consenso sobre la realización o cumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia del 5 de julio de 2007, por la cual se declaró la propiedad exclusiva de la Nación sobre los objetos del naufragio denunciado el 18 de marzo de 1982 que formen parte del patrimonio cultural de la Nación; y la propiedad en común y proindiviso de la Nación y SSA, por partes iguales, de los objetos que tengan calidad de tesoros y se encuentren en las áreas marítimas denunciadas”, dice la carta.

Danilo Devis Pereira, apoderado de Sea Search Armada le manifestó a El Universal que a través de esta carta también le piden a la Nación que verifique la existencia del galeón San José con las coordenadas que fueron aportadas por SSA en 1982, con el fin de demostrar que la empresa Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG, catalogada en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos como los originadores y los que supuestamente hallaron la embarcación en el 2015, se habría limitado a redescubrir el galeón.

“Hubo un pleito larguísimo discutiendo la propiedad del galeón. Sea Search Armada denunció el descubrimiento de esta embarcación en 1982, el que naturalmente se hizo con autorización del Gobierno nacional y vigilancia de la Armada. En ese entonces se había convenido un 50 % y 50 %, como estaba establecido por la ley.

“Después del descubrimiento, en 1984, el gobierno expidió un decreto rebajando el porcentaje de la participación y cinco años después se presentó una demanda, inicialmente que se declarara inconstitucional esta demanda, y después reclamando ante la jurisdicción civil para que se reconociera la propiedad de SSA sobre el 50 %, pleito que duró 19 años.

“En el 2007, la Corte Suprema en última instancia ordenó que lo que fuera declarado Patrimonio Cultural de la Nación era de Colombia, y lo que fuera condición de tesoro, era de Sea Search el 50 %”, explicó.

Agregó que después de esto, ya con Santos como presidente, surgió una ley del Patrimonio Cultural Sumergido, en la que se estableció que lo que era Patrimonio Cultural de la Nación, era de la Nación; y que los otros elementos encontrados podrían ser comercializados y utilizados para pagar el rescate. Después de esto, en diciembre del 2015 se anuncia que Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG había descubierto el galeón San José, con las coordenadas que aportó inicialmente SSA en 1982.

“Ofrecimos al gobierno una verificación conjunta, pagada por SSA, en el área señalada por nosotros en el 82. Le dijimos que si allí se encontraba el galeón, se cumplía la sentencia, y si eso no pasaba renunciábamos y nos íbamos. Esa propuesta la hicimos no menos de 15 veces y siempre nos la negaron”, aseguró el apoderado.

Aseveró que la información de las coordenadas se filtró porque una persona que trabajó con Sea Search Armada “esa persona que hoy está con Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG, tenía acceso a los archivos. Ese hombre se robó la información y no solamente eso”.

Los aplazamientos

En marzo de 2018 se publicó la propuesta para la exploración y rescate del San José, en la que señalaban oficialmente a Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG como los originadores y a lo largo de los cuatro meses próximos el proceso licitatorio fue aplazado en varias oportunidades, hasta que el presidente Iván Duque llegó al poder y solo hasta hace una semana, a través de la ministra de Cultura, se anunció la suspensión por tres meses de la Asociación Público -Privada (APP) en curso para la exploración del San José.

Mientras esto ocurre, SSA le pide al Gobierno nacional que acceda a una indemnización razonable o una solución justa que les concede la ley.

Hasta junio

La ministra de Cultura anunció a principios de marzo la suspensión por tres meses de la APP en curso del galeón San José, con el fin de invitar a quien allí se llama proponente único a discutir alternativas legales de remuneración para el rescate de esta embarcación distinta a la entrega de piezas del naufragio

La vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, anunció que se extiende el plazo de suspensión del proceso de contratación para la extracción del galeón San José, debido a inconsistencias durante este.

Via: https://www.eluniversal.com.co/cartagena/ssa-pide-indemnizacion-en-proceso-del-galeon-san-jose-DH900270

Veedor Nacional del Patrimonio Cultural Sumergido denuncia Intrusión al Galeón San José

0

El gobierno colombiano visitó en mayo de 2022 el pecio del galeón San José, al comparar detalles del video con fotografías de la visita realizada en 2016 se EVIDENCIA de forma indiscutible que el contexto arqueológico se encuentra ACTIVO.

Declaran desierta la APP que pretendía saquear el Galeón San José

0

Después de 4 largos años y una dura batalla legal el Ministerio de Cultura de Colombia ha declarado desierta la Asociación Pública Privada (APP) que pretendía entregar el 45% del contenido del contexto arqueológico del Galeón Señor San José.

A continuación lea la resolución 0113 del 4 marzo de 2022

Declaran desierta la APP que pretendía saquear el Galeón San José by Galeón San José on Scribd

Comunicado Público de la Red Universitaria de Patrimonio Cultural Sumergido

0

Comunicado Público de la Red Universitaria de Patrimonio Cultural Sumergido sobre el proceso de intervención del contexto arqueológico del Galeón San José. Desde el año de 2018 los miembros de esta Red hemos venido haciendo seguimiento a las decisiones y acciones que desde diferentes mandatos e instancias del Estado se vienen generando en relación con el Patrimonio Cultural Sumergido de la nación. Como red académica interdisciplinar, desde la cual se investiga dicho patrimonio, se estudian las diferentes prácticas y procesos que lo rodean, y se proponen posibles soluciones a sus problemáticas, llamamos nuevamente la atención del Gobierno Nacional y la Opinión pública, acerca de la preocupante situación del caso de intervención de los bienes arqueológicos que conforman los restos del naufragio del Galeón San José.

A principios del presente año, mediante Resolución 085 expedida por el Ministerio de Cultura, se declararon como Bien de Interés Cultural del orden Nacional, las evidencias arqueológicas que conforman dicho naufragio. Oportunamente, mediante comunicado público de marzo del presente año, manifestamos nuestro acuerdo con esa decisión, en la medida en que es consecuente con los principios constitucionales que rigen la valoración de dicho patrimonio como un bien público, de carácter científico y cultural, y por fuera de la esfera comercial. Sin embargo, dicha determinación no ha sido suficiente en la perspectiva de garantizar la integridad del contexto arqueológico del Galeón San José, y más ampliamente, del patrimonio arqueológico de la Nación. Es menester que las demás decisiones y acciones del Estado en esa materia sean consistentes y de dominio público, respecto de lo cual se observan actualmente indicios preocupantes, a saber:

En primer lugar, está el prolongado silencio del actual gobierno frente a los detalles del proceso de suscripción y ejecución de la Asociación Público-Privada (APP) para el rescate de los vestigios del Galeón San José. En segundo lugar, está la posibilidad de que tal proceso se concrete mediante la firma de un convenio con la empresa recientemente constituida, Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG, cuya conformación y objeto corresponden fundamentalmente a intereses comerciales, y su propuesta de intervención y rescate del galeón San José es eminentemente de carácter mercantil. De otra parte, se observa la ausencia de gestiones y actuaciones encaminadas a la necesaria estructuración de una política de Estado en materia de patrimonio cultural sumergido. Con base en lo anterior, exhortamos al gobierno nacional y todas aquellas instancias estatales pertinentes, como la Vicepresidencia de la República, el Ministerio de Cultura, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, la Armada nacional, la Dirección General Marítima, y la Comisión Colombiana del Océano a:

1. Informar de manera oportuna, integral y pública, acerca de las decisiones y actuaciones que se vienen generando en relación con el contexto arqueológico del Galeón San José, incluyendo el estado actual y perspectivas de la Asociación Público Privada para el rescate de los vestigios y los detalles del Plan de Manejo Arqueológico previsto para su  intervención, conservación y divulgación.

2. Abstenerse de suscribir cualquier tipo de contratación con firmas o empresas comerciales de cazatesoros, cuyo interés fundamental es el de obtener ganancias económicas a expensas de la integridad del patrimonio cultural sumergido de la nación. La Red reitera su postura crítica frente a la contratación con la firma Maritime Archaeology Consultants Switzerland AG, o cualquier otro tipo de negociaciones que en el pasado o hacia el futuro haya hecho o realice el Estado colombiano con empresas cazatesoros. En su lugar, debe estructurarse una iniciativa de estricto interés científico y cultural, de base nacional que, con la participación de universidades y centros de investigación idóneos, nacionales y extranjeros, adelante las acciones de investigación, conservación y puesta en valor de los bienes que conforman los vestigios del naufragio.

3. Convocar prontamente al diseño participativo y puesta en marcha de una política pública de Estado en materia de Patrimonio Cultural Sumergido, que necesariamente debe incluir una modificación de fondo de la Ley 1675 de 2013 y su decreto reglamentario, los cuales fueron diseñados para permitir la comercialización de dicho patrimonio.

Para efecto de avanzar en los temas tratados en este comunicado, especialmente en sus numerales 2 y 3, ponemos a disposición de las instancias pertinentes nuestras capacidades de divulgación y convocatoria, de desarrollo de alianzas interinstitucionales y de ejecución de estudios, todo ello conducente a un tratamiento del Patrimonio Cultural Sumergido como bien público, de interés científico y cultural, y por fuera de la esfera mercantil.

Noviembre 24 de 2020

Suscriben este comunicado:

Pedro Arguello, PhD. Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
Alba Nelly Gómez, PhD. Universidad de Antioquia
Luis Gonzalo Jaramillo, PhD.
Roberto Enrique Lastra, PhD. Universidad del Atlántico
Jimena Lobo-Guerrero, PhD. Universidad de Caldas
Juan Guillermo Martín, PhD. Universidad del Norte
Santiago Ortiz, MA. Universidad de Antioquia
Diógenes Patiño, PhD. Universidad del Cauca
Juan Felipe Pérez, PhD. Fundación Proyecto Navío
Emilio Piazzini, PhD. Universidad de Antioquia
William Posada, PhD. Universidad de Antioquia
Sneider Rojas, PhD. Universidad de Antioquia
Juan Carlos Vargas, PhD. Universidad del Magdalena

Colombia da la espalda al rigor científico en las nuevas bases para rescatar el galeón San José

0

Las condiciones aprobadas solo exigen generalidades a los cazatesoros y no especifican que deban ser arqueólogos profesionales los que lleven a cabo los trabajos

El Gobierno colombiano ha aprobado un decreto que, según asegura, «reafirma la protección de piezas y áreas sumergidas, como el Galeón San José», pero en realidad da la espalda al rigor científico en el eventual rescate del tesoro del barco español hundido por una escuadra inglesa en 1708 frente a Cartagena de Indias con casi 200 toneladas de oro, plata y esmeraldas.

La vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, señaló en un comunicado que el Decreto 204 de 2022, expedido el pasado 8 de febrero, «deja un marco jurídico sólido e incontrovertible» que le permitirá a Colombia «mostrar al mundo la defensa sólida del patrimonio arqueológico y cultural de la humanidad, contenido en el Galeón San José». Sin embargo, fuentes políticas confirman a ABC que la normativa no ha seguido las indicaciones del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), que eran mucho más rigurosas para salvaguardar el patrimonio del pecio, declarado Bien de Interés Cultural en 2019.

Lejos de dar la espalda a todas las consecuencias de la ley de Juan Manuel Santos que permitía pagar con parte del contenido del galeón a las empresas de cazatesoros, el decreto establece unas bases poco concretas que llegaría a permitir volver a contratar, por ejemplo, a la misma empresa MAC (Maritime Archaeology Consultans), y además por adjudicación directa. La falta de concreción en la titulación de los empleados y de requisitos de control específico dejan una puerta ambigua para seguir adelante con el proyecto pausado hace ya varios años. Incluso mantiene términos difícilmente tolerables por cualquier arqueólogo científico.

El decreto presidencial establece que los interesados en realizar actividades de exploración, intervención y «aprovechamiento económico» del Patrimonio Cultural Sumergido «con recursos 100% particulares» deberán presentar un inventario de los bienes hallados y «un plan de manejo» para la conservación de los mismos. Y tan solo señala que deberán «presentar el personal técnico responsable del proyecto que cuente con idoneidad». ¿Qué idoneidad, cómo se define? No fija unos criterios arqueológicos ni existe en el decreto referencia alguna a qué tipo de personal, con qué titulación y con qué experiencia debe llevar a cabo los trabajos.

Quien desee rescatar los restos del San José tendrá que presentar un plan de investigación que señale los procedimientos que se van a seguir y los equipos técnicos que se van a utilizar, así como incluir «un programa de conservación que involucre la totalidad de objetos hallados». Pero ya no se requiere licitación entre una y otra fase. Se hará por contratación directa con el Estado.

Desde su hallazgo en 2015, el rescate del galeón San José ha sido objeto de polémica pues se trata de un buque de Estado español que partió del entonces virreinato de Perú con bienes de la Corona española. España ha defendido la preservación del patrimonio histórico cultural conjunto que une a ambos países y ha ofrecido cooperación técnica para la recuperación del pecio. El galeón estuvo a punto de ser expoliado por la empresa británica Maritime Archaeology Consultants (MAC), en la que figuraban conocidos cazatesoros, a la que contrató el anterior Ejecutivo colombiano presidido por Juan Manuel Santos.

«Habría sido totalmente irresponsable entregar los hallazgos que se encuentran en este patrimonio para el lucro de unos anticuarios, una vergüenza para las generaciones futuras de colombianos», afirmó la vicepresidenta Ramírez antes de recordar que el Gobierno de Iván Duque declaró el galeón «como patrimonio arqueológico, cultural e histórico, con todo su contenido y su estructura, que son invaluables por lo que representan para la historia».

La vicepresidenta expresó además el deseo del Ejecutivo colombiano de que el tesoro -hundido a una profundidad de entre 600 y 1.000 metros- se exponga en un futuro «en un museo de especies náufragas del cual, que sea un orgullo para Colombia, el Caribe y el mundo».

Sin embargo, Colombia sigue manteniendo en vigor el contrato con la misma empresa con la que iba a expoliar el San José. Destacados especialistas de ambos países criticaron el pasado año que la misma compañía contratada para extraer y vender el cargamento pueda servir cuando se trata de poner en pie un proyecto serio y científico. Señalaban a ABC que las indemnizaciones comprometidas por el expresidente Juan Manuel Santos podrían explicar el hecho de que Colombia no hubiera roto con los cazatesoros.

Via: https://www.abc.es/cultura/abci-colombia-espalda-rigor-cientifico-nuevas-bases-para-rescatar-galeon-san-jose-202202261804_noticia.html

¿Cuál será el futuro del tesoro del galeón San José?

0

El galeón San José, una de las embarcaciones más históricas de la época de la colonia española, se hundió en el siglo XVIII cerca de Cartagena de Indias y desde el 4 de diciembre de 2015 ha desatado todo un litigio internacional a raíz de su rescate y la recuperación del mítico tesoro que guarda en su interior.

El pasado lunes el presidente Juan Manuel Santos anunció que se suspende el rescate del galeón español y reiteró el deseo de colaborar en la conservación del pecio.

Santos alegó que hay medidas cautelares en la justicia por resolver que aconsejan paralizar el proceso, que iba a tener un coste de unos 68 millones de dólares.

Al respecto, en diálogo con Blu Radio, Manuel Salge, doctor en antropología y miembro del Observatorio de Patrimonio Cultural de la Universidad de los Andes, explicó que el proceso ha puesto en evidencia cosas como que “en el país carecemos de una política pública de patrimonio sumergido, esto hace que esas decisiones sobren”.

El experto añadió que “si tuviéramos (en Colombia) una política pública que respaldara, digamos una política de Estado, que fuera más una decisión del Gobierno protegeríamos ese tipo de cosas”.

Y es que el Ministerio de Asuntos Exteriores español valoró la decisión de Santos “siempre desde el respeto a las decisiones que las autoridades de Colombia puedan adoptar de conformidad con su ordenamiento jurídico y el Derecho internacional“.

El presidente colombiano, al que sucederá en la Presidencia Iván Duque el próximo 7 de agosto, comunicó la medida este lunes, justo el día en que vencía el plazo para una posible adjudicación del contrato de rescate del buque por medio de una asociación público-privada.

Finalmente, Salge dijo que “hay que hacer un llamado a las personas que tienen una voz acerca del patrimonio, para que participen de forma colectiva en esa construcción de una política pública”.

Según crónicas de la época, el barco fue hundido por una flota de corsarios ingleses el 8 de junio de 1708, cuando se dirigía a Cartagena de Indias cargado con cerca de 11 millones de monedas de ocho escudos en oro y plata, que había recogido en Panamá.

Escuche la entrevista al antropólogo Manuel Salge

Via Blu Radio

Colombia busca repatriar tesoro en España

0
Tesoro Quimbaya
Tesoro Quimbaya

El presidente de la República, Carlos Holguín Mallarino, donó a la reina de España, María Cristina Hasburgo, las piezas de oro.

Corte cita a audiencia para buscar repatriación desde España del tesoro Quimbaya.

Son 122 piezas invaluables de oro que pertenecen a Colombia
Son 123 piezas invaluables de oro que pertenecen a Colombia

La Corte Constitucional citó para el próximo 28 de enero a una audiencia pública a las autoridades colombianas, españolas y de la Unesco, con el fin de buscar la repatriación del tesoro Quimbaya, donado a España en 1892.

El alto tribunal busca la devolución de 122 piezas invaluables de oro que fueron donadas a España hace 123 años, cuando en 1893, el Presidente de la República, Carlos Holguín Mallarino, donó a la reina de España, María Cristina Hasburgo, las piezas de oro pertenecientes al tesoro Quimbaya.

En la Corte Constitucional el caso es adelantado por el magistrado Alberto Rojas Ríos y para la diligencia están invitados 30 representantes de las autoridades colombianas, españolas y de la Unesco, quienes acudirán al llamado del alto tribunal para debatir este litigio.

En la diligencia se espera contar con la presencia de los directores del Museo Nacional, el Museo del Oro, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia; igualmente, se espera la asistencia de la representante del Museo de América de Madrid, en donde actualmente se encuentra en exhibición esta obra.

¿Cómo es el Tesoro de los Quimbayas?

El Tesoro de los Quimbayas es un tesoro arqueológico de oro de 123 piezas de los quimbayas de Colombia, del siglo II d.C.. Está compuesto por estatuillas de oro y algunas piezas de cerámica.

Fue desenterrado por un grupo de ladrones de tumbas cerca de la localidad de Filandia, en la región de Quindío, en el año 1890. Fue donado por el Gobierno de Colombia a la reina regente María Cristina de Habsburgo-Lorena por la ayuda prestada en un conflicto fronterizo entre Colombia y Venezuela. Las piezas llegaron a España en 1892 y fueron expuestas en Sevilla con motivo del IV Centenario del Descubrimiento de América. Posteriormente, fueron guardadas en el Banco de España. Hoy se expone en el Museo de América de Madrid.

La validez, oportunidad, sensatez y consecuencias para el patrimonio cultural de Colombia de la transferencia de 123 piezas del Tesoro de los Quimbayas o Colección Quimbaya a España en 1893 “obsequiadas” por el Gobierno colombiano de Carlos Holguín Mallarino después de haber sido enviadas a Madrid con el objeto de ser exhibidas durante las celebraciones del IV Centenario del Descubrimiento de América, ha sido cuestionada en Colombia por personajes ilustres como el poeta Rafael Pombo, el escritor Germán Arciniégas, académicos como el profesor Pablo Gamboa Hinestrosa, ex decano de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia, las Academias de Historia de Colombia, en particular la Academia de Historia del Quindío, actual departamento o provincia de Colombia donde tuvo asentamiento la etnia de los quimbayas, donde está el origen artístico y cultural de la colección y donde fueron halladas las piezas arqueológicas a finales del siglo XIX, consideradas por expertos como de la más alta calidad artística de la orfebrería precolombina. Esa transferencia de bienes culturales ha sido cuestionada también por reconocidos antropólogos, arqueólogos, escritores, historiadores, artistas, periodistas y gentes de la cultura y las artes.

En 2007, una acción legal fue promovida e instaurada por un colectivo de abogados, historiadores, antropólogos y gentes de la cultura, solicitando de la justicia colombiana la anulación de la transferencia de la colección quimbaya a España, sustentando violaciones graves a disposiciones de la Constitución Política colombiana de entonces, que se mantienen vigentes en la actual Constitución Política, en las cuales incurrió el solícito gobierno “donante” de Colombia, a saber, no haber obtenido autorización del Congreso para obsequiar bienes nacionales, como lo eran las piezas integrantes de la colección, adquiridas con dineros del presupuesto del Estado colombiano y que, en el evento de que se hubiese producido tal autorización por parte del Congreso de entonces – algo que, se repite, nunca existió –, el entonces presidente de Colombia, Carlos Holguín Mallarino, debió promover la celebración de un tratado o convenio internacional, a ser tramitado ante el mismo Congreso de Colombia, para ser suscrito entre Colombia y el Reino de España, potencia extranjera que recibiría el fabuloso e inusual “obsequio”, tratado que tampoco existió, lo cual confirma que la actuación del presidente colombiano Carlos Holguín Mallarino además de inconsulta, fue personal y unilateral.

Una decisión declarando la ilegalidad (inconstitucionalidad) de la transferencia de la Colección Quimbaya a España fue proferida por un juez administrativo del sistema judicial colombiano. La decisión final de ese proceso judicial está en manos de la Corte Constitucional de Colombia, que podría dar impulso o simplemente dejar abiertos los espacios para la solicitud y trámite internacional de la restitución de las 123 piezas arqueológicas de la Colección Quimbaya a Colombia.

La Colección Quimbaya ha pasado así a engrosar la lista de casos relevantes de restitución de bienes culturales de Estado a Estado, entre los cuales se encuentran la restitución de los frisos del Partenón, también conocidos como “los Mármoles de Elgin”, de Reino Unido a Grecia y del Busto de Nefertiti de Alemania a Egipto. Otras formas de restitución de bienes culturales tienen lugar de Estado a particulares, como el caso de la pintura de Adele Bloch-Bauer, “La Dama de Oro”, obra de Gustave Klimt, restituida por las autoridades culturales del gobierno de Viena a una familia judía estadounidense, más de medio siglo después de haber sido expoliada por oficiales nazis durante la anexión de Austria. Miles de obras de arte, expoliadas de museos y de colecciones particulares por órdenes de Adolf Hitler antes y durante la Segunda Guerra Mundial, son hoy objeto de búsqueda y de procesos de restitución cultural por todo el mundo, principalmente en países de Europa.

El Galeón San José muestra haber sido violado y posiblemente saqueado desde 2015

0

Por: Francisco Muñoz

El pasado domingo 13 de septiembre de 2020, dentro del ciclo internacional de conferencias: “TODA LA VERDAD SOBRE EL GALEÓN SAN JOSÉ”, que adelanta la Veeduría Nacional para el Control Social del Patrimonio Cultural Sumergido de Colombia (VNPCS), en el canal de YouTube “SALVEMOS AL GALEÓN”, se presentó: “La versión de Sea Search Armada (SSA)”, la cual estuvo a cargo de las cabezas de esta compañía norteamericana, en la que se mostraron evidencias inéditas de haber sido descubierto el galeón San José en 1982, por parte de los profesionales que participaron en esa expedición. En dicha presentación se dijo:

“Desafortunadamente, según las imágenes publicadas de este supuesto hallazgo de 2015, es obvio que este sitio arqueológico ha sido violado, no está intacto. Ya que los cañones están completamente visibles y los otros artículos expuestos […] sin esa cubierta de limo. [Por tanto] es imposible saber qué ha sido saqueado y en qué medida ha sido afectado el campo arqueológico”.

Lo anterior confirma lo dicho por el diario ABC de España, publicado el 7 de diciembre de 2015: “LO QUE LOS ARQUEÓLOGOS DESCUBREN EN LAS FOTOS DEL GALEÓN SAN JOSÉ”
https://www.abc.es/cultura/abci-arqueologos-descubren-fotos-galeon-san-jose-201512070925_noticia.html

Las imágenes del hallazgo son elocuentes. Es imposible que elementos de un naufragio con más de tres siglos en el fondo del mar aparezcan descubiertos, sin la natural mortaja de sedimento que debe cubrirlas. ¿Por qué un hecho de esta gravedad ha permanecido oculto a la opinión pública colombiana? ¿Quiénes son los responsables de esta violación arqueológica?

Para responder a la primera de estas preguntas, hay que decir que esta realidad fue discutida en su momento por verdaderos arqueólogos subacuáticos, como lo confirma el citado artículo del ABC. Incluso, cualquier persona aficionada al buceo sabe que los objetos en el fondo del mar son cubiertos a través del tiempo por partículas sedimentarias, y mientras mayor sea ese período de tiempo, mayor será la sedimentación que los cubra. Característica que es mucho más evidente en zonas marinas afectadas por desembocaduras de ríos, como lo es en la que fue hallado el galeón San José, donde la pluma del río Magdalena es el principal generador de sedimentación.

Lo anterior nos lleva a la enunciada segunda pregunta: ¿Quiénes son los responsables de esta violación arqueológica? Pues no pueden ser otros que todos aquellos que estuvieron involucrados en el proceso de exploración. En primer lugar, la Armada Nacional, por medio de la Dirección General Marítima (DIMAR); el Ministerio de Cultura; el Instituto Colombiano de Arqueología e Historia (ICANH); la Universidad del Externado; la firma de papel de neopiratas y arqueogánsteres Maritime Archaeological Consultants (MAC); y la supuesta entidad sin ánimo de lucro norteamericana llamada Woods Hole Oceanographic Institution (WOHI), (la que aparentemente cobró más de tres millones de dólares por su “desinteresado apoyo” al proyecto), entre otros.

¿Cómo pueden las propias autoridades responsables de la preservación del patrimonio de la nación cohonestar en semejante delito? Posibles respuestas: (1) porque están involucradas en la trama de expolio que se fraguó contra el patrimonio de los colombianos; (2) porque no tienen la menor idea de cómo se realiza una exploración no intrusiva y mucho menos cómo se investiga científicamente y se interviene técnicamente un contexto arqueológico subacuático; (3) porque son sumisos ante los poderosos y prefieren callar ante la evidente corrupción para mantener el puesto; (4) porque no respetan las leyes en especial lo consignado en el numeral 1 del artículo 4 de la ley 1675 de 2013, donde, entre otras cosas relacionadas con la etapa de “exploración”, dice: “…no se realice sobre dichos bienes intervención, alteración o modificación de sus condiciones físicas ni del contexto en que se hallen…”; (5) todas las anteriores.

¿Actuarán los entes de control sobre estos hechos? Por supuesto que si, pero no para castigar los responsables de los enunciados delitos, lo harán sólo para perseguir a quienes se atrevieron a destapar la criminal trama de expolio, para seguir facilitándoles las cosas a sus patrones políticos, y para empapelar a quienes levantan la voz en defensa del interés general. Pues a fin de cuentas, no son más que el temible brazo de la corrupción. Luego, se oirá el coro de apoyo de la rama judicial, quienes se encargarán de retorcer hasta donde sea necesario el ordenamiento jurídico para no cumplir con su función y más bien condenar a quienes osaron señalar el delito, pues a fin de cuentas, la impunidad en este país ha sido la eterna ramera de la corrupción.

 

Conceptos claves para entender el caso Galeón San José

0

Caso Galeón San José, claves para entender lo que viene:

Gonzalo Castellanos V. es asesor de políticas y proyectos culturales en países latinoamericanos. Es columnista de este diario y ha participado en la elaboración de las regulaciones sobre patrimonio cultural y arqueológico y en algunas iniciativas anteriores a la reciente ley 1675 de 2013 de patrimonio sumergido.

¿Tiene razón o viabilidad una reclamación de España?

España, como otros países, ha reivindicado y hecho valer en un par de casos la tesis de que el barco de guerra pertenece a la bandera de origen, basándose en instrumentos internacionales y acuerdos con los países en donde se han efectuado tales hallazgos. Pero ninguna disposición o instrumento constitucional internacional o legal en Colombia da cabida a aceptar ese planteamiento. (Lea: España evalúa vía diplomática para solucionar hallazgo del galeón)

¿Qué pasa si España insiste?

El San José fue hallado en mares territoriales colombianos y ha permanecido en el lecho marino del país desde su hundimiento. Está cargado con bienes procedentes del expolio cultural al que fueron sometidas las culturas prehispánicas durante la Conquista y la Colonia, de manera que atreverse a reclamar propiedad o derechos sobre la nave o sobre el cargamento, además de carecer de fundamento jurídico (Colombia no ha suscrito ningún instrumento internacional que así lo permita o lo obligue), equivaldría a la actitud desvergonzada de plantear que todo cuanto existe en Colombia y en América le pertenece a la corona española por razones de vínculo histórico. (Lea también: Colombia va ganando una batalla legal por tesoros hundidos)

¿Por qué esta excelente noticia genera de inmediato tantas disputas?

Esencialmente por el interés económico que asiste a otros países y a particulares que afirman tener derechos económicos sobre el cargamento, o sobre la nave misma debido a que se trata de un barco de guerra. Hay que advertir que el galeón San José es un patrimonio de interés para el país y la humanidad (lo que no significa que sea de propiedad jurídica de todos, ni mucho menos de varios Estados); pero no es un tesoro o algo que pudiera asimilarse a encontrar petróleo para vender o exportar, independientemente de que en el futuro pueda llegar a representar, y ojalá así sea, múltiples formas de rédito económico que generen ingresos para atender requerimientos sociales. (Además: ‘Malpelo’, el buque que lideró la búsqueda del galeón San José)

¿Qué papel juega la Unesco?

En esencia, la Unesco plantea que los bienes hallados en los fondos marinos procedentes de ciertas épocas históricas se protejan como piezas de valor cultural para la humanidad. Y que en ningún caso puedan ser vendidos como mercancías de intercambio o que ninguna empresa o persona pueda apropiarse de ellos para disfrute o utilidad particular.

¿Qué hacer con ellos?

Se quiere que la humanidad pueda conocerlos, disfrutarlos bajo un criterio conocido como la apropiación social del patrimonio. Esto, hay que recalcarlo, no impide la generación de réditos económicos bajo fórmulas legítimas de explotación de un bien cultural. (Lea: ‘Cartagena debe ser la más beneficiada con el hallazgo de la nave’)

¿Qué sucede por no haber suscrito Colombia la Convención de la Unesco?

Tampoco suscribió la Convención sobre Derecho del Mar, instrumentos que sí podrían generar discusiones sobre la gestión o propiedad, respectivamente, de manera que Colombia no está obligada por estos.

Constitucionalmente este patrimonio le pertenece únicamente a la Nación, a los colombianos en su conjunto, de manera que independientemente de eso, el San José no puede ser apropiado por ninguna empresa o persona con fines comerciales particulares.

¿El contexto legal de Colombia permite vender los bienes del San José?

El patrimonio subacuático, en su condición de patrimonio cultural, no puede ser objeto de apropiación por particulares. Pero, tiene capacidad de generar réditos económicos en su explotación (por ejemplo, museos, turismo, derechos audiovisuales, investigaciones). (Lea también: Lo que se mueve en las profundidades del galeón San José)

Pero el gran temor es la venta de bienes…

La ley 1675 de 2013 no permite vender ningún bien que sea considerado patrimonio cultural de la Nación. Permite, sí, que bajo criterios técnicos, arqueológicos y culturales, se defina cuáles bienes no tienen esa representatividad (por ejemplo minerales sin elaboración humana) y sobre estos últimos se puede hacer un reparto no superior al 50 por ciento con el objeto de sufragar tareas de rescate, caracterizado por una profunda complejidad técnica, arqueológica y por altísimos costos de riesgo e inversión.

¿Y las firmas que han demandado en Colombia sí tienen derechos?

Ningún fallo en Colombia ni en cualquier otro país dice que alguna persona o empresa tenga derecho a los bienes que hay en el galeón. En el orden interno hay un fallo que llegó a la Corte Suprema y que le reconoce algunas expectativas a una firma específica que dice haber proporcionado datos exactos de la ubicación del galeón en los años 80, cuando existió una muy confusa y sobre todo cuestionable legislación, pero sin que esto permita tocar en modo alguno los bienes del patrimonio cultural rescatados o valorados. El Gobierno colombiano nunca ha reconocido que esto sea así; es más, en esta importante noticia se ha expresado que el hallazgo se hizo por la Armada Nacional, en coordenadas identificadas exclusivamente por esta, luego tiene todos los argumentos para negar las pretensiones de cualquier firma privada que hoy aspire a lucrarse de manera oportunista por este maravilloso hallazgo cultural.

IMAGEN-16452254-2
Castellanos participó en 2002 por Colombia en la Conferencia de las Américas sobre patrimonio subacuático en Kingston (Jamaica).

Fuente: El Tiempo, Colombia.