La Armada había negado en una primera instancia entregar la información alegando que era reservada.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordenó a la Armada Nacional que en 10 días hábiles entregue la información de la compra de un submarino no tripulado a la empresa sueca SAAB Seaeye, el cual sería utilizado para la exploración del Galeón San José en aguas de Cartagena y que, al parecer, tendría sobrecostos.

Según, el veedor del patrimonio sumergido de Colombia, Francisco Muñoz, por este submarino se habría pagado 2.192.000 dólares, pese a que su precio real podría ser de unos 320 mil dólares, además se necesita conocer si resiste más de 1000 metros de profundidad y puede permanecer tres semanas con un equipo de atención en el área del naufragio.

Aunque la Armada Nacional aseguró que estos datos eran reservados, el Tribunal señaló que el derecho a la información no es absoluto, por lo que se debe entregar la documentación y detalles solicitados.

“La información puede ser suministrada al público en virtud de no encontrarse enmarcada en alguna de las causales de reserva legal explicadas con anterioridad, y por ello, debe ser entregada a los peticionarios en concordancia con el derecho fundamental a la información”, explicó la decisión.

Artículo anterior‘La Flota de Indias’ vuelve a navegar en un impresionante documental